JPEG - 27.2 KB

Por el eje de integración global Caracas-Brasilia-Buenos Aires “va el esfuerzo libertario, 200 años después de aquel esfuerzo originario de independencia”, afirmó el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías.

Las afirmaciones del Jefe del Estado venezolano se produjeron durante su exposición en la II Conferencia Nacional sobre América Latina, efectuada en el Palacio Mezzanote, sede de la Bolsa de Valores de Milán, ciudad italiana de la provincia de Lombardía.

En el evento también estuvieron presentes el presidente brasileño Luiz Inácio “Lula” da Silva; el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza; los cancilleres mexicano, Luis Derbez y colombiana, Carolina Barco.

“La América Latina se hizo independiente en lo político, nos falta la independencia económica y sólo unidos podremos lograrla”, afirmó el presidente Chávez acerca de la ampliación, con la adscripción de Venezuela como nuevo miembro pleno, del foro de integración Mercado Común del Sur (Mercosur, constituido en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).

Venezuela formuló durante seis años su ingreso al Mercosur “conscientes de que la integración en el Sur es vital antes de la negociación a fondo con el Norte desarrollado”, sostuvo Chávez, quien recibiera el visto bueno del ingreso pleno de Caracas al bloque suramericano durante la recién culminada XV Cumbre Iberoamericana de Salamanca (España).

El quinto miembro del Mercado “le da más fortaleza a la unidad” subcontinental, y el nuevo integrante aporta una salida directa al mar Caribe además del acceso a las mayores reservas de petróleo probadas del mundo (313.000 millones de barriles de 159 litros) y las octavad de gas del planeta (147.000 millones de pies cúbicos)

“He ahí el desespero de los EEUU: ellos quieren es el petróleo del subsuelo venezolano”, considera el Gobernante nacional, defensor del empleo de los recursos energéticos venezolanos “para el impulso integral de nuestro pueblo y para cooperar con el desarrollo de los pueblos de América Latina y del Caribe”, provocando entusiastas aplausos de los asistentes.

La diversificación de compradores de crudo venezolano, que incluye a los países latinoamericanos, China, India, y se ofreció recientemente a España, fue defendida por el Mandatario nacional, quien garantiza que el suministro de hidrocarburo venezolano, junto al gas argentino, boliviano, brasileño y peruano (el llamado Cono Energético) rendirá para, al menos, un siglo.

ALCA y Europa

“Luego, más integrados, fortalecidos y reducidas nuestras vulnerabilidades, sí vamos a negociar de igual e igual con el Gobierno mas poderoso de este planeta”, como lo es Washington, afirmó Chávez, quien rechazó reiteradamente la puesta en marcha del Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA), promovida desde EE.UU, a partir de 1994.

El ALCA es, a tenor del Primer Magistrado, “una propuesta imperialista, neocolonialista y no sólo contra América: es también contra Europa”, y agradece la ausencia de la puesta en marcha, desde enero pasado, del área comercial debido “a la resistencia de nuestros pueblos y la mayoría de los gobiernos” de la región.

Finalmente Chávez, de visita por segundo día consecutivo en Italia después de su estadia en España, admitió que “durante muchos años vi a la Europa con cierto recelo, ahora no: (tras) el contacto (progresivo) con los embajadores europeos me reconozco en lo europeo también”.