Frente a la pretendida indefinición de los partidos políticos en las actuales circunstancias. Cuando la campaña electoral comienza con la cantaleta de Lourdes Flores a la cabeza y los demás no cuentan, pero sí el "outsider", usando el lenguaje de cliché estereotipado que les gobierna el cerebro, los gurúes de la derecha creen que aquí va a acontecer, lo que jocosamente decía el recordado Sofocleto: “tú crees que tú has escogido a tu esposa... lo que no sabes es que su mamá te escogió a ti para que tú la escojas a su hija”.

Algo así quieren hacer con el proceso electoral peruano. Llevar a la ciudadanía por medio de diversas truculencias mediáticas, a que sólo pueda escoger entre Lourdes "buena" y Humala "malo". Lo cual garantizará la continuidad del modelo neoliberal y la tranquilidad, "gobernabilidad" y estabilidad del "establishment".

El estatuto de una institución equivale a su Constitución Política. Por ello a glosa de recuerdo y bien remarcado, reproduzco fragmentos del Estatuto del Partido Aprista Peruano, 2005 aprobado en el XXII Congreso Nacional y adecuado a la ley de partidos políticos, Ley Nº 28094, que meridianamente dice en su "Título Preliminar Ideario Aprista":

I.- "El Partido Aprista Peruano en adelante el PAP, es un partido de izquierda democrática organizado como Frente Unico de Clases de los Trabajadores Manuales e Intelectuales, defiende los intereses de las mayorías productoras; sostiene la democracia Integral y aspira a implantar la justicia social, en libertad y democracia. Está conformado por la alianza de los obreros, los campesinos y agricultores, los sectores de las clases medias que comprenden entre otros, a profesionales, estudiantes, artesanos, comerciantes, trabajadores informales, pequeños y medianos industriales y sectores similares.”

II.-"La doctrina aprista fundamenta los principios programáticos del PAP y le confiere las características de un movimiento político, económico y social, de origen y proyecciones peruanas, de vocación latino o indoamericana, que aspira a la integración continental y que responde a nuestra realidad caracterizada por capitalismo subdesarrollado y dependiente".

III.- "El PAP rechaza toda forma de imperialismo y demás expresiones de dominio. Considera que el imperialismo es el problema fundamental de Perú y América Latina, siendo el factor determinante de su atraso y subdesarrollo".

Por lo tanto, su dirección política y su planteamiento como propuesta ante la nación, su plan de gobierno y su plataforma de reivindicaciones de las mayorías nacionales para llevarlas adelante en un nuevo gobierno próximo, obedecerán sin duda a estos criterios rectores, de su ideario estatutario. Al cumplimiento del mismo están obligados todos sus militantes, inscritos con goce de deberes y derechos según ley. Ergo, las supuestas indefiniciones en materia de propuesta electoral no deben ser publicitadas para que las máscaras del poder económico achaquen que sólo ellas piensan y los demás no. Esta carrera de largo aliento, es recién, en el nivel de las encuestas "corralito de Sofocleto" una primera escaramuza, de la que creen haber salido bien librados los conspiradores del silencio y del anonimato neoliberal. La historia de hoy en adelante tiene la palabra.