JPEG - 20.4 KB

Rusia aplaude la independencia de la política exterior de Brasil y el alto nivel de sus contactos en el ámbito internacional, dijo el presidente de la Federación Rusa, al inaugurar este martes las conversaciones con su homólogo brasileño Luis Ignacio Lula da Silva.

El presidente de Brasil a su vez manifestó: En la política exterior de Brasil tomamos en consideración, sin lugar a dudas, la cooperación estratégica que estamos desarrollando con Rusia en el ámbito internacional. Según él, la política brasileña se estructura de modo que se pueda actuar en interés de los países en desarrollo, en primer lugar, disminuyendo su dependencia frente a EE UU y la UE, pero sin provocar contradicciones con éstos últimos.

Rusia se inscribe en el sistema de relaciones que estamos edificando junto con nuestros vecinos, dijo. Da Silva ha señalado asimismo que Moscú y Río de Janeiro tienen muchas posibilidades para cooperar. Creo que todavía estamos lejos de aprovechar plenamente nuestro potencial de cooperación en la producción industrial y el comercio, manifestó.

El presidente de Rusia a su vez ha señalado el creciente volumen de la cooperación ruso-brasileña. Estamos diversificando nuestras relaciones, cooperamos en materia de altas tecnologías, en particular en biología, y proyectos espaciales, dijo.

Según Putin, durante el año transcurrido desde su visita a Brasil, las relaciones bilaterales se han intensificado y se desarrollan de hecho en todos los derroteros. Aumenta a buen ritmo el comercio, que ronda dos mil millones de dólares o dos y pico, según diversas fuentes. Tras ello están puestos de trabajo y el mejoramiento del nivel de vida de un número considerable de ciudadanos de Rusia y de Brasil, manifestó Putin.

En opinión de él, la visita del presidente de Brasil a Moscú imprimirá un impulso complementario al desarrollo de la cooperación entre ambos países. Enfocamos a Brasil como al más prometedor consocio nuestro en América Latina, dijo Putin.

Según él, las partes logran coordinar su actividad en la palestra internacional, adoptando juntas medidas eficaces ante los nuevos retos.

Al decir de Luis Ignacio Lula da Silva, entre ambos países en toda su Historia jamás han existido contradicciones, y tampoco las hay hoy día. Puesto que somos dos países con economías en desarrollo, tenemos mucho qué edificar con esfuerzos conjuntos, sostiene el presidente de Brasil.

En más de una ocasión he señalado a mis ministros que las relaciones internacionales y el comercio exterior son movimiento en dos sentidos. Brasil quiere vender, pero también debe comprar. Hemos de persuadir a nuestros empresarios de que ellos tienen que hacer inversiones en economías de otros países, dijo Da Silva.

Por la parte brasileña en las negociaciones participan, entre otros, el ministro de Exteriores, Celso Luis Ñañes Amorim; el ministro de Agricultura, Ganadería y Acopios, Roberto Rodrigues; el director de la Agencia Espacial, Sergio Gaudenzi; el presidente de la compañía «Embraer», Mauricio Botello; y por la parte rusa, en particular, el secretario del Consejo de Seguridad, Igor Ivanov; el titular de Exteriores, Serguei Lavrov; el asesor del presidente Serguei Prijodko; el ministro de Agricultura, Alexey Gordeev; el cabeza de la Agencia Federal para la Industria, Boris Alioshin; el jefe de la Agencia Espacial Federal, Anatoly Perminov, y otros.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)