JPEG - 15.6 KB

Del presupuesto del año 2006, calculado en 87 billones de bolívares, 53% vendrá de las entradas no petroleras (unos 37,71 billones de dólares), resaltó el ministro de Finanzas, Nelson Merentes, ante la Asamblea Nacional.

Los ingresos petroleros representan 47% del total, lo que es equivalente a 33,23 billones de bolívares.

El hecho de que el presupuesto le dé mayor valor a los ingresos no petroleros se basa en los altos niveles de recaudación a los que ha llegado el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), organismo que ya superó en septiembre su meta fijada este año, de 27,8 billones de bolívares.

Este avance del Seniat se traduce en que progresivamente la nación depende cada vez más de los ingresos que genera el resto de la economía, lo que significa un desarrollo importante del resto de las actividades productivas, y demuestra la exitosa labor del ente tributario en su labor recaudadora.

El restante 18% del ingreso presupuestado para 2006 provendrá de ingresos extraordinarios o de endeudamiento. No se tomaron en cuenta para esta cifra las utilidades cambiarias del Banco Central de Venezuela (BCV).

En el presupuesto de 2005 el aporte petrolero se calculaba en 37,7% y el no petrolero apenas en un punto porcentual por debajo, para 36,8%.

El cálculo de los ingresos petroleros para el próximo año tomó en cuenta un precio promedio del crudo venezolano en 26 dólares por barril y una producción diaria de 3 millones 452 mil barriles.

De esta manera, se espera recaudar 11,8 billones por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISLR), 18,5 billones por regalía y 2,8 billones por dividendos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Este proyecto de presupuesto lo discutirá la Asamblea Nacional, la cual debe darle el visto bueno o realizar las observaciones a las que haya lugar.