JPEG - 33.6 KB

Desde el siglo XIX alrededor del Zulia, estado ubicado en el occidente de Venezuela, ronda la idea del separatismo; hoy, a pesar de que el país es una republica única e indivisible, los planes secesionistas, impulsados por las élites opositoras, parecen retomar posición en el tapete político nacional.

Mediante comparaciones frecuentes con la antigua provincia colombiana, Panamá, y con la separatista provincia de Québec en Canadá, los precursores del secesionismo pretenden dar fuerza y forma a las viejas aspiración de independencia y autonomía.

La Directora de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad del Zulia (LUZ), Profesora Lucrecia Morales, haciendo eco y tomando la bandera de la corriente secesionista actual, es un ejemplo del tono que hoy por hoy se utiliza en la Región.

Según ella, existe la posibilidad viable de “deslindar al Estado Zulia de este Gobierno [Nacional] y hacerlo por la vía de la emancipación definitiva, es decir, la autonomía total”.

Al parecer, las pretensiones de materializar una eventual separación y conformación del Estado Zulia como “Republica Autónoma e Independiente” empiezan a estructurarse en un proceso de diferentes fases; donde, además, figura la intervención del Gobierno del Presidente estadounidense, George W. Bush.

Así lo demuestran las constantes visitas de funcionarios del Gobierno norteamericano en territorio zuliano, entre ellas destaca la del Embajador de Estados Unidos en Venezuela, William Brownfield, en mayo del año en curso.

Según recientes declaraciones del secretario de organización del gobernante Movimiento V República, William Lara, Brownfield hizo planteamientos al Gobernador del Zulia, Manuel Rosales, en pos de la promoción del movimiento secesionista en el Estado.

Tanto el Gobernador Manuel Rosales como el Presidente del Consejo Legislativo Estatal (...) definen el tono de sus discursos más recientes haciendo uso de la fuerza del gentilicio zuliano y de las pretendidas bondades de la autonomía regional.

Esto se une a la campaña de grandes medios de comunicación regionales, entre los cuales resalta el diario “La Verdad”, en los que desfila la intelectualidad derechista alabando y sugiriendo la vía del separatismo como posible solución a los problemas de la entidad zuliana.

¿Autonomía o separatismo?

Siguiendo los lineamientos de estas propuestas secesionistas nacen iniciativas que pretenden convencer a los Zulianos de que la panacea a todos sus males es y siempre ha sido la autonomía y la independencia, entre ellas un ejemplo representativo es la propuesta llamada “Rumbo Propio”.

Esa iniciativa corresponde al economista Néstor Suárez, Profesor de economía en la Universidad Rafael Urdaneta en el Estado Zulia (Privada) y presidente del Centro de Economía de la Oferta (CEO), bajo la definición de fuerza regional de signo liberal.

En entrevista con la revista zuliana “Informe”, Suárez expresó la necesidad de promover un movimiento que exija la autonomía total del Zulia, el desconocimiento de las “leyes malas” (de corte socialista) del Gobierno nacional, tanto en materia reglamentaria como tributaria, la conformación de un estado limitado y la capitalización de cada espacio de la vida pública.

Su argumento es que “El zuliano es y ha sido siempre muy emprendedor, individualista e independiente. No le gusta tener que pedirle permiso al Gobierno para sembrar, cosechar, criar animales, construir casas, comprar y vender".

"(.) muchos zulianos van a peregrinar cada tanto a Caracas a mendigar favores económicos y políticos, convertidos en pedigüeños. Eso no es ser zuliano. Tenemos que recuperar el orgullo y el gusto por la independencia”, opina Suárez.