El periodista William Arkin, renombrado cronista militar del Washington Post, reveló recientemente la existencia de un nuevo programa clasificado del Pentágono, misteriosamente titulado «Granite Shadow» (sombra de granito).

«Un vocero del Estado Mayor Interarmas (JFHQ-NCR) me confirmó la existencia del Granite Shadow, término desclasificado para nombrar un plan secreto». Según William Arkin, este programa militar estaría inspirado en el Complan 400, implementado después de los atentados del 11 de septiembre, y generalizaría operaciones militares en suelo estadounidense sin el menor control civil, bajo la cobertura de la lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva. «Granite Shadow favorecería operaciones militares internas que incluirían la obtención de información y la vigilancia civil, y establecería nuevas reglas en cuanto al uso de armas letales y experimentales. El control de las zonas de riesgo sería militar y federal, lo que se encuentra en el límite de la ilegalidad».

Reconocido por sus análisis y sus pronósticos, el actual cronista del Washington Post reveló con varias semanas de anticipación la forma en que Estados Unidos planificó económica y militarmente la invasión a Irak.