JPEG - 23.8 KB
Evo Morales

De esta forma, analistas, dirigentes y autoridades coincidieron con declaraciones del candidato presidencial izquierdista y favorito de las encuestas, Evo Morales, en el sentido de que el pueblo puede apelar a una insurrección si se le cierra con maniobras el camino de las urnas.

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) dio plazo a la Cámara de Diputados hasta el próximo sábado para que apruebe una ley de redistribución de diputaciones, indispensable para la realización de los comicios, apuntó Prensa Latina.

Las advertencias se multiplican en medio de intentos de superar el problema de los escaños, lo cual llevó el pasado viernes a la Corte Nacional Electoral (CNE) a anunciar que sería imposible realizar los comicios el 4 de diciembre de este año como estaba programado.

Morales sostuvo que el conflicto es utilizado para bloquear la victoria de su organización, así como impedir la nacionalización de los hidrocarburos, la asamblea constituyente y el fin del neoliberalismo.

El experto económico Carlos Villegas señaló que la suspensión de los comicios llevará a Bolivia a la situación de octubre de 2003, cuando una rebelión social obligó a renunciar al presidente neoliberal Gonzalo Sánchez de Lozada, tras una sangrienta represión.

Según el académico Raúl Prada en el horizonte hay conflictos y una nueva crisis social, por lo que debe resolverse la crisis de los escaños causada por intransigencias regionales, maniobras políticas e ineficiencia parlamentaria.

La Corte Nacional Electoral considera posible realizar los comicios el 11 ó el 18 de diciembre si el impasse se resuelve esta semana, pero la presidenta de la Cámara de Diputados, Norah Soruco, rechazó los referidos plazos.

Soruco y otros parlamentarios de partidos tradicionales, acusados de manipular el problema con fines prorroguistas, también desdeñan la advertencia del presidente transitorio, Eduardo Rodríguez, de renunciar si no hay comicios hasta el 2 de enero de este año, cuando expira el plazo de 180 días que tienen para las elecciones.

La titular de la Cámara Baja dejó abierta la posibilidad de que se llegue a tal extremo al señalar que en ese caso no habría ningún vacío de poder, porque hay mecanismos de sucesión que favorecerán al titular del Senado, Sandro Giordano.

Giordano pertenece a la coalición del ex presidente Sánchez de Lozada, así como su antecesor, Hormando Vaca Diez, cuyo intento de reemplazar al renunciante Carlos Mesa, en junio pasado, fue rechazado por la ciudadanía con grandes protestas.

La renuncia de Rodríguez llevaría al país a un vacío legal y a una crisis institucional que daría lugar a situaciones de violencia, señaló el ex presidente y candidato presidencial neoliberal, Jorge Quiroga, pese a que intentó descalificar la advertencia de Evo Morales.

La posibilidad de una eclosión social fue advertida también por los alcaldes de La Paz, Juan del Granado, y el vecino municipio de El Alto, Fanor Nava, en una declaración conjunta coincidente con alertas de dirigentes sociales de la capital.

Los llamados a superar el conflicto para posibilitar los comicios y evitar situaciones de alta conflictividad parten también de instituciones como la Iglesia católica, la Defensoría del Pueblo y la Asamblea de Derechos Humanos.

Aceleran discusión sobre declaratoria de cumbre hemisférica

Mar del Plata, Argentina, 31 Oct. Negociadores de 34 países retomarán este lunes las discusiones para definir los documentos que serán suscritos el próximo sábado en la IV Cumbre de las Américas, con sede en Mar del Plata.

A cuatro días del inicio de la reunión presidencial en este balneario de la costa atlántica, el Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres (Gric) intentará buscar un lenguaje común respecto a la Declaración y el Plan de Acción de Mar del Plata.

El Gric concluyó la semana pasada en Buenos Aires una ronda de negociaciones con pocas definiciones sobre los temas sensibles que se abordarán a partir del viernes en el foro hemisférico.

Un breve comunicado difundido por el Ministerio argentino de Relaciones Exteriores precisó que hubo "nuevos consensos" en el análisis de los textos, sin entrar en mayores detalles., especificó la agencia Prensa Latina.

Según la nota oficial, la declaración final, cuyo contenido se debate desde hace varios meses, estará compuesta de una introducción y siete capítulos.

Esos apartados se referirán, entre otros, al crecimiento del empleo, la creación de trabajo como vía para enfrentar la pobreza y la formación laboral, indicó la Cancillería del país sudamericano.

El marco general necesario para la creación de trabajo decente, el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas como motor del crecimiento y el fortalecimiento de la gobernabilidad democrática son otras de las secciones a tratar durante el encuentro presidencial.

Sin embargo, medios periodísticos revelaron que el borrador del documento central de la Cumbre está plagado de “corchetes”, lenguaje que se utiliza en la diplomacia para señalar los desacuerdos.

En un encuentro con corresponsales extranjeros, el vicecanciller de Argentina, Jorge Taiana, reconoció el pasado jueves la existencia de visiones enfrentadas en algunos tramos de la Declaración.

El también coordinador nacional de la Cumbre admitió la falta de consenso en cuestiones como la integración y las relaciones comerciales.

Taiana subrayó que aún no está definida la redacción sobre una probable mención a la fracasada Área de Libre Comercio de las Américas (Alca), impulsada por Estados Unidos desde 1994 y resistida por varias naciones.

Afirmó que la posición argentina en ese punto, compartida por el resto de los países del Mercado Común del Sur (Mercosur), es la de avanzar en ese tipo de acuerdo siempre y cuando traiga beneficios claros al bloque sudamericano.

“Si lo que nos piden (las naciones ricas) no es ventajoso para el Mercosur, entonces no cederemos en nuestra postura en favor de la eliminación de los subsidios agrícolas y de otras medidas que conspiran contra el bienestar de nuestros pueblos”, advirtió el vicecanciller argentino, Jorge Taiana.

Según trascendió, las principales divergencias para la concreción de los documentos se centran en cuáles son las condiciones más favorables y necesarias para facilitar el desarrollo de la generación de empleo en el ámbito internacional.

Argentina -en su carácter de anfitrión de la Cumbre- busca incorporar a la Declaración presidencial una visión crítica de las recetas neoliberales aplicadas en el continente en la década de 1990.

Asimismo, desea resaltar el peso de los condicionamientos externos en las perspectivas de crecimiento de las naciones en vías de desarrollo.

La IV Cumbre de las Américas tendrá como lema Crear trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática.