JPEG - 16.5 KB

Visitar el sitio web del «Eje por la Paz»

“El objetivo del encuentro es reunir a los líderes de opinión de todos los países del mundo de buena voluntad, para elaborar las bases de un discurso común en favor y en defensa de la Paz”, explicó el periodista de investigación, cientista político y escritor francés Thierry Meyssan, presidente de la Red Voltaire.

Thierry Meyssan es el autor de La gran impostura, un polémico libro publicado en mayo de 2002 donde sostiene que los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU. fueron fraguados por el propio Pentágono. El autor fue experto en Derechos Humanos de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE), redactor jefe de la publicación mensual Maintenant y es editor de Voltairenet.org.

“Hace dos años que millones de personas manifestaron en el mundo entero para oponerse a la guerra en Irak, pero Sus voces no encontraron el eco de los intelectuales ni de los políticos y por ello no fueron escuchadas”, escribió Meyssan en la invitación a la reunión Axis for Peace.

“Sin embargo –añadió- en cada país, e incluso en aquellos que formaban parte de la Coalición que invadió a Irak, muchos líderes de opinión se pronunciaron por la paz, pero a falta de un consenso y de un plan internacional, su reacción fue ignorada por los grandes medios de comunicación, que sólo dieron a conocer el punto de vista dominante.”

El escritor francés piensa que a fin de “darle mayor visibilidad a un movimiento político que consideramos mayoritario en la opinión pública mundial, debemos antes que nada dialogar de manera juiciosa, a fin de lograr un consenso y dejar atrás apreciaciones divergentes, como aquellas surgidas a raíz de los atentados del 11 de septiembre 2001 y del terrorismo internacional”.

“Para defender la Paz en el mundo y oponerse a la teoría del "Choque de Civilizaciones" y a su lógica de guerra, queremos reafirmar los principios del Derecho Internacional y hacer un llamado a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad para que asuman sus responsabilidades”, dijo Meyssan.

Temario del encuentro

Un tema clave del debate será “la soberanía de los pueblos, como condición indispensable y fundamental para que se pueda constituir una democracia”. La convocatoria afirma que este principio hoy en día está "en tela de juicio por algunos miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con desprecio por los principios del Derecho Internacional que surgieron de las conferencias de La Haya y enunciados en la Carta de San Francisco" (ONU, 1945).

La convocatoria sostiene que “a muchos pueblos se les ha privado del derecho y la libertad de escoger su propio sistema político, su identidad cultural, beneficiarse de sus recursos naturales e incluso hasta del fruto de su trabajo”.

JPEG - 24.6 KB

El documento señala que existen “grupos armados que se mueven a nivel internacional, apoyados por estados poderosos para sembrar el terror en muchos lugares del planeta a fin de desestabilizar y debilitar a otros países”. La convocatoria no lo menciona pero fue lo que ocurrió en el Haití gobernado por Bertrand Aristide, depuesto por una invasión franco-estadounidense que “cosechó” el trabajo desestabilizador de grupos armados financiados por la “National Endowment for Democracy”, de EEUU, que reparte fondos para “luchar por la democracia”.

La convocatoria alude a ciertas asociaciones paraestatales pretendidamente consagradas a promocionar ideales nobles, la “democracia“, que en los hechos han financiado a grupos armados y manifestaciones callejeras que desastibilizaron y derribaron gobiernos legítimos. El texto añade que se expande por el mundo una ideología de odio, discriminando y humillando a otras civilizaciones de la Humanidad.

Los organizadores piensan que EEUU y sus aliados de la Coalición inventaron imputaciones falsas contra Irak para alejarse de sus obligaciones. Añadió que, menoscabando el legítimo derecho de defensa, impusieron militarmente un régimen predispuesto a responder desvergonzadamente a sus intereses, logrando así tomar el control disimulado de los medios de comunicación masiva, de sus centros de difusión y hasta de la producción petrolera.

Para los organizadores del encuentro, la filosfía dominante en ciertos países reclama la supuesta superioridad de un cierto modo de vida y exhorta a la expansión de sus “valores” neoconservadores de sociedad por la fuerzas de las armas. “Esta lógica conduce inevitablemente a un enfrentamiento”, señaló la convocatoria del “Eje por la Paz”.

“Las ambiciones de poderío y de guerra que creíamos desaparecidas están de nuevo de regreso en estos tiempos modernos”, indicó el documento. “Deseamos ante todo preservar la paz internacional. Por tal motivo, invitamos a intelectuales y dirigentes políticos de buena voluntad a reunirse para discutir juntos en Bruselas”, proclamó la invitación al encuentro.

Los organizadores piensan que el movimiento por la paz requiere la confrontaciòn de diferentes análisis y puntos de vistas para que surjan proposiciones destinadas a proteger y reactivar el Derecho Internacional, así como mecanismos de solución pacífica de los diferendos entre países.

¿Qué es la Red Voltaire?

La “Red Voltaire por la libertad de expresión” se define como una asociación con vocación internacional con sede en París. Fue fundada por Thierry Meyssan, en 1994, según el ordenamiento jurídico francés. La organización actúa en numerosos campos de la vida social y política, publica una revista de análisis político y mantiene sitios internet en inglés, árabe, castellano, francés y ruso, a la vez que paralelamente desarrolla una diplomacia no-gubernamental en favor del respeto al derecho internacional, defendiendo las libertades individuales y el laicismo. Los sitios de prensa de la Red Voltaire en Internet reciben un promedio de 900.000 visitas por mes.

La Red Voltaire estima que en el mundo existen numerosos institutos trabajando en defensa del Derecho Internacional, pero sus financiamientos con fondos públicos les impiden alejarse de un consenso nacional del que son dependientes y, de esta manera, se ven enfrentados a sus propias limitaciones.

Según sus animadores, “la independencia de la Red Voltaire le permite liberarse de las barreras impuestas por los poderes dominantes, pudiendo desarrollar sus propios puntos de vista, más amplios y diversos”. La Red estima que “este pluralismo es indispensable para la transformación de las relaciones internacionales sobre una base multipolar”.

La Red Voltaire promueve alianzas para este proyecto por la Paz con medios de comunicación independientes del mundo entero, no sólo para que cubran esta conferencia mundial, sino para que también se involucren y participen. La reunión de Bruselas acordará una resolución final con el resumen de sus trabajos y formulará un llamado a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU a que asuman sus compromisos de respetar y hacer respetar el Derecho Internacional.

Los trabajos de la conferencia continuarán después de su clausura a través de un instituto (“think-tank”) de funcionamiento permanentemente, que se encargará de efectuar estudios para darlos a conocer, a traves de las fronteras, a los intelectuales y dirigentes políticos que participen en el encuentro. Existe el ánimo de repetir esta conferencia una vez por año.

Debates de la conferencia

Los debates comenzarán el 17 de noviembre con intervenciones de cuatro personalidades mundiales llamando a respetar los principios y mecanismos del Derecho Internacional frente al deterioro de la situación actual. Se prevé que una de estas alocuciones esté a cargo de Nelson Mandela.

Enseguida se debatirán las guerras preventivas del pasado, presente y futuro, en Afganistán, Irak, Siria e Irán, como asimismo las formas modernas de injerencia, que incluyen Injerencia “humanitaria”, el terrorismo y La injerencia “democrática”.

Los debates continuarán al día siguiente en grupos de trabajo y mesas redondas sobre temas de Soberanía y resistencia, Soberanía económica, Soberanía política y Soberanía cultural. Por la tarde habrá nuevas intervenciones de personalidades, informes de los grupos de trabajo, sesión plenaria y clausura.