JPEG - 18.9 KB

La propuesta del ALCA es fundamentalista: o estás con ella o estás contra quienes la pretenden revivir, denunció el mandatario en una conferencia de prensa ofrecida al término de la IV Cumbre de las Américas, celebrada en este afamado balneario argentino.

El jefe de Estado, quien la víspera proclamó la sepultura de la cuestionada iniciativa norteamericana ante de 45 mil personas reunidas en el Estadio Mundialista, advirtió, sin embargo, que quienes adoran ese proyecto intentarán relanzarlo.

Claro que quienes la adoran tratarán de revivirla y la seguirán paseando, pero es cadáver, está muerta, dijo Chávez, tras anunciar que Venezuela planteó en la cita hemisférica la creación de una Alianza contra el Hambre y la Pobreza

Expresó que para la puesta en marcha de ese plan, su gobierno está dispuesto a ofrecer 10.000 millones de dólares, cifra similar al monto ofrecido en su momento por Estados Unidos con su denominada Alianza para el Progreso.

Pedimos que los países ricos como Canadá y Estados Unidos dieran el ejemplo a la hora de contribuir en ese plan, pero no respondieron, lamentó el estadista.

Interrogado sobre la falta de consenso en las negociaciones sobre la Declaración Final de Mar del Plata, que peligró hasta último momento por profundas diferencias, Chávez definió los debates como una esgrima.

Cuando concluimos las discusiones felicité al presidente argentino, Néstor Kirchner, y le dije que los mosqueteros eran tres, pero aquí fuimos cinco, reveló el dignatario, en alusión a la postura asumida por las cuatro naciones del Mercado Común del Sur (MERCOSUR): Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), y Venezuela.

Aquí fuimos cinco mosqueteros rodilla en tierra y esgrima de la buena, agregó, luego de congratularse por la firme posición asumida por los miembros de MERCOSUR más la República Bolivariana.

Opinó que el libre comercio que Washington pretende imponer se empantanó en el Cono Sur por su perversión y la llegada al poder de gobiernos como el de Kirchner, Luiz Inacio Lula Da Silva en Brasil, Tabaré Vázquez en Uruguay y Nicanor Duarte en Paraguay.

Chávez recordó que pese a que la IV Cumbre fue convocada para analizar la generación de trabajo decente, el tema del libre comercio reflotó de la mano una propuesta lanzada por Panamá para ir hacia un ALCA equilibrado y comprensivo.

Es como pedirle a un asesino que sea equilibrado y comprensivo o nada menos que darle oxígeno al muerto, ironizó el gobernante en torno al ofrecimiento panameño.

Acusó a la administración del presidente George W. Bush y a Canadá de ejercer todo tipo de presiones y chantajes en el cónclave para llevar adelante sus pretensiones.

Afirmó que el gran derrotado en el foro hemisférico fue Bush, quien, remarcó, se marchó antes de tiempo con el rostro golpeado.

Hoy obtuvimos una gran victoria y poco a poco avanzaremos en nuestra verdadera integración a través del ALBA, afirmó el presidente venezolano en referencia a la Alternativa Bolivariana para las Américas creada por su gobierno junto a Cuba.

El libre comercio no existe, creemos en el comercio justo, ese que tome en cuenta las asimetrías, enfatizó.

Así como al ALCA, el mandatario auguró la defunción del capitalismo, al que consideró la tiranía de las minorías contra las mayorías empobrecidas.

PL