JPEG - 23.2 KB
Felipe Pérez Roque

Un documento cubano fue solo rechazado por Estados Unidos y tres de sus más cercanos aliados, con una abstención. El resultado de la votación no es de obligatorio cumplimiento para Washington, pero fue calificado por Cuba y otros países que repudian el bloqueo, como una victoria moral de la Isla.

Las autoridades cubanas presentaron públicamente el pasado 27 de septiembre el reporte con datos y estadísticas abrumadoras para su ofensiva anual en Naciones Unidas contra el bloqueo. Ese día, en La Habana, el Viceministro Primero del sector Bruno Rodríguez dijo que las denominadas leyes de embargo causaron a la Isla 2.764 millones de dólares en pérdidas materiales en 2004 y lo que va de 2005.

Subrayó que desde que fue impuesta la acción por el presidente estadounidense John F. Kennedy , en los años iniciales de la década de los 60, a la actualidad este causó prejuicios a Cuba por más de 82.000 millones de dólares.

Rodríguez subrayó que pese a la enormidad de la cifra, el sistema socialista cubano que Washington ha pretendido destruir por décadas no solo ha sobrevivido sino que actualmente experimenta una evolución económica positiva. Por ello, subrayó, la medida norteamericana ha sido un fracaso.

“Con bloqueo o sin él, el Socialismo en Cuba es irrevocable y la Revolución Cubana tiene su futuro asegurado”, puntualizó.

En asambleas con la población cubana llevadas a cabo durante todo el mes de octubre pasado, el canciller cubano, Felipe Pérez Roque y otros dirigentes cubanos expusieron que el desarrollo económico y social registrado en Cuba en más de cuatro décadas pudo haber sido más rápido y efectivo sin la medida norteamericana.

“El bloqueo es inmoral, ilegal, inmotivado, injusto y califica en términos internacionales como una medida genocida y terrorista”, denunció el reporte aprobado este martes por la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, a la cual asistió especialmente para la votación el ministro Pérez Roque.

El canciller dijo poco antes de la sesión de este día de debate en la ONU, que la votación sería una amplia victoria para los cubanos. “Esperamos que la Asamblea General, por decimocuarta ocasión consecutiva, de una contundente y clara señal a favor de los derechos del pueblo cubano contra el bloqueo, el cual ha tenido que sufrir por más de 45 años”, dijo a su llegada a Nueva York.

Subrayó además que el resultado reflejaría la defensa del respeto al derecho internacional y del multilateralismo.

Una de las estadísticas incluidas en el informe de 68 páginas distribuido por la cancillería cubana bajo el título de “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba” señaló que en 2004, 77 entidades de terceros países que negociaban con Cuba como empresas, entidades bancarias y otras, resultaron fuertemente multadas por las autoridades norteamericanas por violar la acción extraterritorial.

El documento agregó que a causa de nuevas restricciones introducidas en el bloqueo por la actual administración norteamericana del presidente George W. Bush, disminuyeron los viajes de cubanoamericanos y norteamericanos en general a Cuba en 2004, para una caída del 40.5 por ciento frente a 2003. En lo que va del presente año estuvieron en Cuba 26.459 norteamericanos, para un 33 por ciento menos que los que lo hicieron en igual lapso de 2004.

De los 191 países representados en la Asamblea General de la ONU, sólo cuatro votaron en contra de la resolución (EEUU, Israel, Palau e Islas Marshall) y uno se abstuvo (Micronesia). Por su parte, se ausentaron a la votación El salvador, Irak, Marruecos y Nicaragua. WDS

JPEG - 25.6 KB

Documentos adjuntos