JPEG - 21.2 KB

Según estimados difundidos este miércoles, para todo el año próximo se espera un consumo promedio de 84,80 millones de barriles diarios.

Sólo en el primer trimestre del 2006, las previsiones de la OPEP sitúan en 85,31 millones de unidades el mencionado indicador, con un incremento de 70 mil unidades respecto al informe correspondiente al mes de octubre.

El cártel afirmó que la expansión de la demanda será del 1,8%, lo cual equivale a 1,52 millones de unidades (de 159 litros) cada día.

Para el 2005, la agrupación mantuvo su vaticinio de aumento en 1,2 millones de barriles diarios, con lo cual el empleo del oro negro alcanzará 83,3 millones de unidades por jornada.

En el análisis, la entidad destacó que las modificaciones se apoyan en el crecimiento económico de las naciones en desarrollo, un mayor consumo por parte de China y señales favorables procedentes de los países industrializados.

En cuanto a los suministros, los productores independientes -entre ellos México, Rusia y Noruega- aportarán el venidero año un volumen cercano a los 51,61 millones de barriles diarios, para un repunte de 1,4 millones en comparación con el 2005.

Mientras, para la OPEP la demanda oscilará en torno a los 28,6 millones de barriles diarios, con un discreto descenso de 40.000 barriles frente al estimado anterior.

La organización se reunirá en diciembre venidero, con una agenda que contempla la necesidad de trazar estrategias productivas ante la posibilidad de un descenso en las cotizaciones.