Mandato de los Pueblos y Nacionalidades indígenas del Ecuador CONAIE, en defensa de la vida, soberanía, respeto y dignidad nacional

Quito, 17 de noviembre del 2.005 Los pueblos y nacionalidades indígenas del Ecuador CONAIE, movilizados en todo el territorio nacional y en pie de lucha en defensa de la vida, soberanía, respeto de los derechos como colectividades indígenas y por la dignidad nacional, considerando,

EXIGIMOS:

1. No al Tratado de Libre Comercio TLC

2. Caducidad inmediata del contrato de OXY

3. Consulta Popular y Asamblea Nacional Constituyente con plenos poderes

4. Reforma del Estatuto electoral que viabilicen la participación en la Asamblea Nacional Constituyente de pueblos y nacionalidades indígenas.

5. Rechazamos la actitud antidemocrática del Congreso Nacional y denunciamos que los Diputados intentas romper el candado constitucional y acallar la movilización social con falsas acusaciones.

6. Exigimos la nacionalización de la exploración y explotación de los recursos naturales como: Petróleo, minas y otros.

7. Que se termine los contratos de concesión de exploración y explotación del Petróleo de los territorios de los pueblos y nacionalidades indígenas.

8. Denunciamos la ingerencia de la Embajada Norteamericana en asuntos internos de nuestro país.

9. Rechazamos el Plan Colombia y exigimos la suspensión definitiva de las fumigaciones en las zonas de frontera.

10. Que el Ministerio de Economía y Finanzas destine recursos para: riego, titulación de tierras y territorios de posesión ancestral, instituciones indígenas (DINEIB, CODENPE, DNSPI).

NO al TLC, Fuera OXY. Asamblea Nacional Constituyente con todos los poderes.


Presidente Palacio solo aceptó Constituyente, analiza lo de Oxy y sobre el TLC ¿Quién sabe?.

Síntesis de ayuda memoria que Alfredo Palacio remitió a la CONAIE


Avanzará con la Consulta Popular para llegar a una Constituyente; analiza el caso OXy sin determinar si se va o no a producir la caducidad del contrato con la petrolera y; sobre el TLC, no ha definido absolutamente nada, según ayuda memoria entregado la tarde del viernes 18 de noviembre. A la Dirigencia de la CONAIE y algunos miembros de base, esta ’ayuda memoria’, no agradó, será entregado a todos los miembros de base a ser revisado y analizado.


SINTESIS DE LA INTERVENCION DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, DR. ALFREDO PALACIO, EN LA REUNION SOSTENIDA CON LOS DIRIGENTES DE LA CONAIE

Quito, 17 de noviembre de 2005

SOBRE LA CONVOCATORIA A ASAMBLEA CONSTITUYENTE

Usted tiene claramente una respuesta que darle al pueblo, doctor Macas.

En primer lugar, sobre la Asamblea Constituyente, lo que yo puedo hacer como Presidente de la República, es llamar a una consulta popular para que el pueblo me autorice convocar una Constituyente, con un estatuto adecuado, perfectible. De manera tal que, sin que seamos excluyentes de nadie, seamos lo suficientemente incluyentes del pueblo y cambiemos la correlación de fuerzas.

Yo sostengo que juntos debemos volver al poder primigenio del pueblo; tenemos que ir al poder constituyente, el que organiza las funciones del Estado, a una Asamblea Constituyente que, como manifesté, cambie la correlación de fuerzas.

No soy político, soy un médico. No me debo a un partido político, no me debo a grupos económicos, no tengo vinculación con nadie. Solamente reclamo el derecho y la obligación que hoy tengo de hacer una transformación en este país.

El día que se instale, pondré mi cargo a disposición de la Asamblea Constituyente, porque ésta será de plenos poderes.

Yo los convoco a hacer de la convocatoria y realización de la Asamblea Constituyente, un espacio de organización del pueblo ecuatoriano y de los sectores indígenas.

Debemos aprovechar la oportunidad para que, desde la más amplia participación democrática, iniciemos el cambio. Esta es la oportunidad para iniciar la construcción de un nuevo país, de un nuevo Estado que realmente represente los intereses de la nación ecuatoriana.

SOBRE EL TRATADO DE LIBRE COMERCIO

Respecto al TLC, este gobierno ha mantenido una posición digna frente al país con el que negociamos, que es Estados Unidos. Los tratados que hagamos tienen que ser inteligentemente defendidos y juntos resolver la decisión que se tome

La globalización es un proceso incontenible, para perfeccionarla y darle viabilidad se habla de tratados multilaterales o tratados bilaterales. Los cuestionamientos que he realizado comprenden tanto aspectos arancelarios como no-arancelarios.

Respecto de los arancelarios, hemos señalado la asimetría a la que están sujetos los productos primarios. Los aranceles a nuestros productos de exportación desestimulan la producción de manufacturas y nos mantienen como productores de materias primas de bajo valor agregado.

Los problemas arancelarios también tienen que ver con los subsidios. Los países del primer mundo pagan a sus agricultores subsidios para que el producto que llega al mercado cueste menos. Y, con ese producto agrícola o ganadero subsidiado, se quiere que compitamos el resto de países.

Entre los problemas no-arancelarios está, en primer lugar, la deuda externa. Si hay que pagar un 40% del presupuesto por capital y servicio de deuda externa, ningún país puede invertir en su reactivación productiva, invertir en ciencia y tecnología que le permita competir.

La ausencia de inversión tecnológica en Ecuador es la causa fundamental de la inverosímil y vergonzosa dependencia nacional de la inteligencia externa, de la falta de competitividad y patética incompetencia.

América Latina invierte en ciencia y tecnología el 1,6 % de lo que invierte el mundo. Eso corresponde al 0,58 del PIB latinoamericano. EEUU y Canadá invierten 38 %, Europa 28 %, Japón 14 %. Ecuador invierte el 0,08 %. Así no podemos competir.

Mi opinión sobre el TLC es clara. El TLC es un escenario para gritarle al mundo estas verdades y para discutirlas. Así lo he hecho con la señora Condolezza Rice, con mis colegas andinos, con el Presidente George Bush. Eso lo he planteado con claridad.

Cuando asumí la Presidencia, la negociación estaba casi finalizando. La siguiente ronda era en Guayaquil y estaba programado que en ella se tratarían productos agrícolas y propiedad intelectual, pero no lo hicieron. Protesté por ello y exigí que esos temas sean discutidos. Eso es lo que hoy se está planteando en Washington.

La falta de competitividad es absoluta en casi todos los campos, pero es gravísima en algunas áreas de la salud, sobretodo con relación a propiedad intelectual, biotecnología, acceso a medicamentos y protección de la biodiversidad.

El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos plantea ratificar el Derecho de la Propiedad Intelectual jurídicamente convenido por todos los países, pero desconoce excepciones y salvedades reconocidas por los mismos instrumentos jurídicos internacionales. Adicionalmente, pretenden aumentar mecanismos de protección de los titulares de la propiedad intelectual, lo cual liquida toda posibilidad de acceso de los más pobres a medicamentos genéricos y de bajo precio.

En 1995, el Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT) se transformó en Organización Mundial de Comercio (OMC) sobre la base de dos nuevos aspectos del comercio internacional: la venta de servicios y la propiedad intelectual.

En la nueva organización, los países del mundo reconocieron y regularon el derecho a la propiedad intelectual sobre nuevos inventos. Las patentes de protección de medicamentos y agroquímicos establecieron un período de veinte años, pero con precisas disposiciones de sus límites, prohibiciones, salvedades y excepciones. Los Acuerdos sobre Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual en el Comercio (Acuerdos ADPIC) y la Declaración de Doha son instrumentos jurídicos que contienen dichas disposiciones y deben respetarse por seguridad jurídica internacional.

La salvedad más importante es la salud pública de las naciones. Se señala que un Estado puede, por razones de salud pública no comerciales, declarar la necesidad de obtener la licencia aunque la patente no haya vencido.

La Comisión de Macroeconomía y Salud planteó que un Estado obtenga Licencias Voluntarias mediante acuerdos tripartitos entre la comunidad internacional (el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud), la empresa farmacéutica y el gobierno del país del Tercer Mundo que esté interesado en la concesión de la licencia.

La Declaración de Doha permite que un gobierno declare Licencias obligatorias por razones de salud pública, cuando se hayan agotado los esfuerzos para conseguir una licencia voluntaria.

Ecuador no puede negociar en el TLC temas que han sido suscritos en acuerdos previos como: Protecciones adicionales a productos patentados, Licencias voluntarias y obligatorias, Prohibición de patentes por segundos usos, otorgamiento de derechos exclusivos a la información divulgada o no, datos de prueba, distintas a las previstas en el Acuerdo sobre los ADPIC, so pena de retardar infinitamente la aparición de genéricos.

Debemos mantener la enmienda Bolar, las importaciones paralelas, salvaguardas de terceros e independencia entre Registro Sanitario y Sistema de Patentes para evitar conflictos entre calidad y comercio.

Finalmente, los acuerdos previos han declarado la impatentabilidad del material genético, descubrimientos –no inventos- que tengan relación con la vida, desde simples técnicas quirúrgicas hasta la biodiversidad, en la cual radica el presente y futuro de la farmacología y terapéutica mundial.

El Estado ecuatoriano no puede incorporar a la negociación del TLC cuestiones que ya están acordadas en convenios anteriores. La Propiedad Intelectual y patentes no deben poner en riesgo el acceso a medicamentos, seguridad alimentaria y temas como la biodiversidad, la salud y la vida, que no son negociables.

Si estos temas no son atendidos inteligentemente y respondidos positivamente, Ecuador no podrá firmar el TLC. Pero ya en este proceso hemos ganado algo, el planeta está recibiendo una inyección docente y didáctica de lo que está pasando en el tercer mundo.

Nunca he pensado en rehuir mis responsabilidades. Las asumo con toda transparencia. Talvez no hemos tenido suficiente comunicación social y hay pocos recursos para hacerlo. Pero aprovecho esta ocasión para dejar en claro la posición que he tenido, primero como Vicepresidente y hoy como Presidente de la República.

SOBRE EL CONTRATO CON OXY

A mediados del 2004, el Procurador del Estado denunció algunas transgresiones que le obligaron a pedir la caducidad del contrato suscrito por el Estado ecuatoriano con la compañía Occidental.

Cuando asumí la Presidencia tomé conocimiento del caso y, como Jefe de Estado, he trabajado de acuerdo con el abogado del Estado, es decir, con el señor Procurador.

En el marco de la decisión del gobierno nacional, Petroecuador retomó el estudio del problema, que había sido olvidado por meses y en agosto de 2005 emitió el informe que el país conoce.

En este caso, como en todos, el Estado ecuatoriano está obligado a cumplir con el debido proceso establecido en todo contrato. El contrato con las petroleras es reglado y nosotros debemos cumplir con las etapas procesales, para garantizar la absoluta legalidad de la resolución que se tome.

El gobierno ha cumplido, hemos notificado a la OXY sobre el proceso de caducidad del contrato, esperaremos 60 días su respuesta para seguir procediendo. El Estado no puede negar a ninguna empresa su derecho a la defensa, a que presenten sus descargos. Ese es el proceso jurídico. Cumplido este paso procesal, se tomarán las decisiones necesarias siempre y totalmente de acuerdo con los intereses del país.

Pero el problema petrolero no es solo la OXY. Necesitamos reactivar la producción petrolera y para eso he pedido que se revisen todos los contratos existentes. Hemos propuesto al Instituto Francés de Petróleo que nos asesore en la revisión de todos los contratos petroleros.

Lo que demando ahora es que podamos enfrentar esos cambios necesarios como un país unido. Esas organizaciones internacionales son muy fuertes, algunas tienen presupuestos más fuertes que nuestro propio Estado. Nuestra unidad nacional es imprescindible para que el gobierno tenga la fuerza requerida para hacer los planteamientos que estamos haciendo.

Cada uno de nosotros deberá enfrentar el juicio de la historia por nuestras acciones.


OJO entregado sin firma de responsabilidad.

Fotos en: www.conaie.org/fotos ANPE.