JPEG - 26.1 KB

Al finalizar su programa dominical de televisión Aló presidente, producido en la ciudad de Puerto Ordaz, el mandatario venezolano aseguró que México se unirá al eje "ya existente" entre Buenos Aires y Caracas. "El eje Caracas-Buenos Aires continuará hacia el norte. El eje del futuro comenzará en ciudad de México, pasará por Caracas y terminará en Buenos Aires", pronosticó el presidente venezolano.

Chávez mantuvo así sus alusiones a México, presentes a lo largo de todas sus intervenciones públicas durante las dos últimas semanas. Tras enviar un saludo al otrora dirigente del PRD Cuahutémoc Cárdenas, a quien llamó su amigo, se declaró cardenista, villista y zapatista.

El sábado en la noche, dirigiéndose a una multitud que marchó hasta la sede de gobierno para respaldar sus gestiones internacionales, Chávez apareció "custodiado" por enormes fotografías de Pancho Villa y Emiliano Zapata, mientras acusaba a Washington de ser el causante de lo que denominó atolladero diplomático con México.

Durante su discurso de más de dos horas, el jefe de Estado dijo que lamentaba los enfrentamientos con el presidente Vicente Fox. Analistas nacionales coincidieron en destacar el tono pausado y "hasta conciliador" de Chávez, que contrastaba abiertamente con sus anteriores apariciones. Incluso aseguró: que "siempre he respetado a Fox". Reveló que el Presidente mexicano se ofreció en dos ocasiones como mediador con Estados Unidos. Según Chávez, en 2001 y 2002 Fox lo llamó para anunciarle que viajaría a Washington y le ofreció servir de emisario de algún mensaje para la Casa Blanca. Según Chávez, el presidente de México le dijo: "Voy para Washington, ¿quieres que les diga algo?"

El venezolano narró detalles desconocidos de su enfrentamiento con Fox durante la cuarta Cumbre de las Américas. Tras asegurar que "Fox fue quien comenzó todo este asunto", contó que en Mar del Plata se acercó a su colega; "saludé a su esposa, Marta, quien estaba sentada junto a míster Danger y le dije: ’¿Cómo estás, Vicente?’, a pesar de que él había comenzado desde temprano a decir cosas contra mí".

Tras subrayar que "no quiero echarle más leña a ese fuego", el presidente venezolano advirtió que la normalización de las relaciones bilaterales "dependerá del gobierno de México". Chávez presidió el multitudinario acto ataviado con un sombrero de charro mexicano y entonó varias canciones rancheras. "En Jalisco se quiere a la buena gente porque es peligroso querer a la mala", cantó, acompañado por mariachis. También entonó El rey e hizo constantes alusiones a la Revolución Mexicana, lanzando vivas a México y a su pueblo. Durante la marcha, que llegó al Palacio de Miraflores proveniente del este y el oeste de Caracas, se veían enormes banderas de México fundidas entre la enorme marea de manifestantes vestidos en su mayoría de rojo. La marcha fue convocada por el gobierno "en apoyo a la soberanía de Venezuela y en solidaridad con el pueblo mexicano".

Antes de finalizar su discurso, el mandatario venezolano advirtió que solamente había mostrado una pequeña parte de los videos de la Cumbre de las Américas, de los pasados días 4 y 5 en Argentina, e insistió en que los seguirá difundiendo, "pues los pueblos tienen derecho a saber lo que hacen y dicen sus presidentes".

El Canal Telesur, empresa multiestatal en la que participan Venezuela, Argentina, Cuba y Uruguay, está emitiendo constantemente apartes de las intervenciones de algunos presidentes, con una introducción que dice "Lo que usted no vio de la cuarta Cumbre de las Américas" .

El presidente Chávez recibió este domingo a su homólogo argentino, Néstor Kirchner, quien estará en la ciudad de Puerto Ordaz los días lunes y martes, para suscribir varios convenios binacionales y hacer -según fuentes oficiales de ambos países- un repaso de lo ocurrido en la cumbre de Mar del Plata.

La Jornada