JPEG - 19.1 KB

El viceprimer ministro y titular de Defensa ruso Serguei Ivanov ha manifestado que es absolutamente legítimo el contrato de suministros de misiles rusos «Tor-1M» a Irán. «Es una transacción legítima y nos importa poco si guste o no guste a alguien –expresó–. Total, hay muchas cosas que tampoco nos gustan».

El portavoz del Departamento de Estado de EE UU, Adam Ereli, había comentado anteriormente que «Washington se sentía preocupado por la venta del sistema misilístico ruso «Tor-M1» a Irán y se proponía discutir ese asunto con Moscú».

«Es una transacción que no responde a los intereses de la región porque Irán es un Estado patrocinador del terrorismo», apuntó.

Serguei Ivanov, por su parte, observó que Rusia no había infringido la legislación internacional ni Irán estaba sometido a sanciones algunas.

«Es inútil amenazarnos», advirtió el ministro ruso al comentar las declaraciones hechas por algunos funcionarios de la Casa Blanca que han propuesto sancionar a Rusia por haber negociado con Irán.

El jefe de la diplomacia rusa Serguei Lavrov había declarado que los suministros de misiles rusos a Irán en modo alguno podían alterar el equilibrio de las fuerzas en la región.

«Es un sistema misilístico destinado exclusivamente para defensa –explicó Lavrov–. El contrato no contradice ningunas normas ni acuerdos internacionales».

Irán recibirá 29 misiles para su Defensa Antiaérea. El precio del contrato ronda los 700 millones de dólares. El sistema misilístico modernizado «Tor-M1», de la quinta generación, es capaz de batir cualquier objetivo aéreo: aviones, helicópteros, misiles crucero, vehículos voladores no tripulados, etc. Fue exhibido en el Salón Aeronáutico Internacional MAKS-2005 celebrado en agosto pasado en la provincia de Moscú.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)