JPEG - 24.5 KB

Rusia sigue atentamente la situación que se está configurando en torno a la presencia militar norteamericana en Europa, declaró el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov. «Analizamos los cambios que la parte estadounidense realiza en Europa.

Mantenemos el diálogo permanente con EE UU sobre este tema», dijo Lavrov preguntado por RIA «Novosti» durante la rueda de prensa celebrada conjuntamente con su homólogo belga, Karel de Gucht.

«De los principios que rigen los acuerdos alcanzados se desprende que las transformaciones en Europa no deben causar deterioro a la estabilidad. Nos interesa cómo encajan estos acuerdos en los tratados sobre la limitación de las fuerzas armadas convencionales en Europa», destacó el ministro ruso. «Es de lamentar que los socios occidentales, con pretextos inventados, demoran la aplicación del Tratado FACE», dijo Lavrov y agregó que estos pretextos no resisten crítica.

La tercera Conferencia de Examen del Tratado FACE a celebrarse en mayo de 2006 debe «dedicar una especial atención a la situación que se está configurando», indicó Lavrov.

La secretaria norteamericana de Estado, Condollezza Rice, firmó en Bucarest el acuerdo, por el cual EE UU emplazará cuatro bases militares en el territorio rumano. Washington también planea instalar las bases en Polonia y Bulgaria.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)