Testimonio de un estudiante del Centro Federado de Sociología UNSA La represión del Sodalitium también en Arequipa

Arequipa, lunes 12 de diciembre 2005 Extraído de la lista GATOENCERRADO

Para hoy estuvo prevista la presentación del libro "Cruces y Sombras. Perfiles del Conservadurismo en América Latina" (de Edgar González Ruiz), en nuestra pacata ciudad. Fui hasta el local de la UNSA en el centro, el mismo en donde llevamos a cabo el seminario sobre diversidad sexual, y me di con la sorpresa que, como nunca, había una inusitada y masiva presencia de un buen grupo de clase media-alta arequipeña en el local de la UNSA. Jóvenes, adultos y ancianos reunidos y casi todos formalmente vestidos. Poco a poco fui notando que todos estaban vinculados con el Movimiento de Vida Cristiana en Arequipa, o con la universidad San Pablo, fachada académica de los sodálites en Arequipa.

En el local había un murmullo bastante tenso y hasta racista que se burlaba -criticaba ese espacio académico poco visitado por este sector que ha convertido a la universidad San Pablo, en casi una comunidad no contactada (en los términos de Carlos Iván Degregori). Sin haberlo coordinado antes, en el local me encontré con una activista del Colectivo Yanantín al principio y a los pocos minutos, terminamos juntándonos un grupo 7 estudiantes de la UNSA en el medio de todo ese ejército conservador conformado por casi 100 personas.

A los pocos minutos, el portero del complejo cultural de la UNSA pegó un afiche en donde se anunciaba que la presentación del libro se había cancelado. Al instante se nos acercó un yuppie de alrededor de 40 años preguntándonos si es que nosotros éramos los organizadores del evento y si es que sabíamos la razón por la que se había suspendido. Nos dimos cuenta que este señor era un sodálite, que después descubrimos que es un profesor universitario, con afanes "etnográficos" y empezamos a mostrar nuestra oposición a lo que había sucedido en la presentación del libro en Lima. El tipo nos hizo sentir su desprecio al notar que éramos estudiantes de la UNSA se fue y, a los pocos minutos, un tipo de alrededor de 30 años, enternado él, y que había estado conversando con este profesor universitario que nos abordó, nos empezó a tomar fotografías con todo el descaro del mundo. Por más que reclamamos, siguió tomándonos fotografías. Después, un periodista de la televisión local nos empezó a filmar y se negó a entrevistarnos y si lo hizo con varios de los representantes del Sodalicio que estaban presentes.

Creo que hay algunas cosas puntuales sobre que hay que tomar en cuenta. En primer lugar, creo que el tema del conservadurismo, que empieza a tener manifestaciones violentas, es sumamente preocupante también en Arequipa. Ha sido increíble ver como es que los sodálites han podido movilizar a casi 100 personas entre jóvenes adultos y ancianos, profesionales y estudiantes, frente al anuncio de la realización de este evento.

Sin temor a equivocarme, creo que las únicas personas que iban al evento sin un afán pro-conservadurismo al evento, éramos este grupo de estudiantes que fuimos, finalmente, maltratados. Esto es lamentable sabiendo que existe un importante sector de personas que son críticos frente a la actitud de la Iglesia Católica y de este tipo de grupos en nuestra ciudad y que probablemente no se enteraron del evento. Por ejemplo, el principal opositor al Sodalicio en el Perú, es un arequipeño padre de un sodálite que ha fundado una organización que busca denunciar penalmente al Sodalicio por lo ocurrido con su hijo.

Creo que la presentación de este libro, bien organizada y con un impacto mediático mejor diseñado, puede ser un acto político muy reivindicativo para la coyuntura actual frente a la mutilación del Plan de DDHH. Ojalá que podamos plantear una estrategia conjunta y descentralizada y contar el apoyo institucional para lograr un bloque de resistencia frente al conservadurismo en Arequipa.

Denuncian a católicos intolerantes PERU21 (13.12.05)

La presentación del libro Cruces y Sombras. Perfiles del Conservadurismo en América Latina, de Édgar Gonzales, realizada el 9 de diciembre en el Centro Cultural de la Universidad Católica, casi termina en una batalla campal.

Según Susana Chávez, de la ONG Promsex -institución comprometida con los derechos sexuales y reproductivos-, un "grupo de fundamentalistas católicos trató de sabotear el evento agrediendo verbalmente a los exponentes".

El trabajo aborda las raíces históricas y la ideología de los movimientos conservadores católicos en los países hispanoamericanos. Describe además las redes conservadoras y señala a quienes, desde Estados Unidos, apoyan esos movimientos.

Enviar a un amigo Imprimir