Los cambios de actitud de la Casa Blanca han sido una oportunidad política para los Hermanos Musulmanes. Antes del 11 de septiembre, casi habían desaparecido del tablero político. Los grupos más recientes y más radicales atraían a los más jóvenes mientras que los Hermanos Musulmanes, que habían renunciado públicamente al terrorismo, flotaban en un vacío político, mucho más cercanos a la Christian Coalition que a Al Qaeda.
Pero ha surgido una nueva generación de líderes políticos, entre ellos numerosos graduados de universidades extranjeras, y en lo adelante es la que orienta el discurso político de la cofradía. Los conceptos de «democracia» y de «libertad individual» casi han sustituido la tradicional línea política «El Islam es la solución».
Recientemente me reuní con el Dr. Mohamed El Sayed Habib, vicepresidente de la cofradía. Graduado de Geología en la universidad de Missouri en 1978, afirma mantener contactos estrechos con gran número de personas que conoció allá. Incluso reconoce tener una afinidad ideológica con el presidente George W. Bush. «Una de las principales razones del éxito de Bush en las últimas elecciones fue el apoyo a los valores familiares», refiriéndose a la lucha del presidente contra el aborto y la homosexualidad, dos cosas que Habib condena también ya que «se oponen al deseo de Dios tal como se proclama en las leyes naturales». «Admiro a [Bush] por su posición sobre estos puntos», añade.
¿A qué se parecería un Egipto dirigido por los Hermanos Musulmanes? ¿Serían amigos o enemigos de los Estados Unidos? Habib es vago sobre este punto, como lo es sobre casi todas las cuestiones prácticas de gobernabilidad. Esa imprecisión política es la principal razón que hace que los modernistas no teman, de inmediato, una toma de poder islamista en el país. «No tienen visión ni política para la gobernabilidad de este país», explica Ashraf El-Feel, el fundador del partido de oposición Al Ghad. Pero, dentro de la perspectiva, cada vez más cercana, de un Egypto sin Hosni Mubarak, todas las opciones permanecen abiertas.

Fuente
The New York Press (États-Unis)

«The Brotherhood returns», por Robert Zeliger, The New York Press, 7 de diciembre de 2005.