Lolín Rigoni (Madres Filial Neuquén)

Esta jornada que se ha empezado a realizar para la defensa de Zanón, así, en una forma tan masiva, está llena de alegría, de felicidad... Veo allá atrás a los compañeros saltando, cantando, los veo felices... Hoy se hicieron muchas promesas, se impartieron algunas desiciones, espero que todas se concreten. Sé de algunos, como hicieron ese compromiso, de otros no lo sé... pero de las Madres sabemos cómo lo hemos hecho:¡ Lo hemos hecho porque pensamos en nuestros 30.000 hijos, que hubieran estado aquí, con todos estos otros hijos que nos fueron naciendo en la lucha. ¡Zanón lo sabe, lo conoce, y lo vamos a defender! Nada más.

Hebe de Bonafini (Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo)

Queridos compañeros y compañeras: No es la primera vez que estoy en Neuquén, pero sí es la primera vez que veo la alegria de los que estamos defendiendo y estamos todos, la fábrica Zanón en producción, esta fábrica que defienden los compañeros desde hace casi un año y medio, o más. Aquí el gobernador, la jueza, los jueces, los secretarios y los diputados tienen que saber que si deciden ir a Zanón para desalojar, ¡van a pasar por muchos de nosotros, por sobre nuestros cuerpos, porque estamos dispuestos a defenderlos con la vida! No les va a ser fácil, les va a costar muy caro, vamos a venir todos, de todas partes. Desde acá le decimos a la jueza y al gobernador: ¡Ojo con lo que van ha hacer, porque ya Zanón recorrió el mundo! ¡Ojo con lo que van a hacer, porque no atacan solo a los compañeros, sino también a sus hijos y a sus familias!

Tenemos que defender Zanón, porque es un ejemplo, y no solo para Argentina sino para Latinoamérica y para el mundo. Tenemos muy claro que estos capitalistas, imperialistas que nos gobiernan, que son una manga de atorrantes y ladrones, quieren hacer lo mismo que están haciendo en otros países, ¡pero con la fábrica Zanón no van a poder! Porque hoy nos hemos comprometido, ¡y aún más: las Madres nos hemos juramentado!, nos quitaron una vez 30.000 hijos, ¡no vamos a permitir que nos quiten una fábrica porque en ella están involucrados miles y miles...! Vinimos a Neuquén con un cartel de "no a la guerra", porque el imperialismo hace la guerra de muchas maneras, no solo como lo está haciendo con el combativo y querido pueblo de Iraq, que hoy se está defendiendo, sino también con otros pueblos de otras maneras. ¡Qué hermoso hubiera sido que en Cutral-Có, o también en Mosconi, todo el pueblo hubiera salido a defender el petróleo! Pero todavía no aprendimos a defendernos como corresponde. Zanón, nos pone a prueba.

¡Que nadie nos diga violentos, la violencia es la de arriba! ¡Los pueblos hacemos la revolución, violencia es la del estado! Compañeros: ¡sin una fuerte resolución de defender la fábrica como sea y lo que sea, no vamos a poder salir de este brete! Así que las Madres estamos comprometidas, estamos dispuestas a venir y a defenderla con lo que los compañeros resuelvan, como sea y con lo que sea.

¡No es violencia!¡No es subversión! ¡Es revolución!¡Muchas gracias!

Alejandro Álvarez (Obrero de Zanón, Secretario Gremial del Sindicato Ceramista de Neuquen)

Queridas compañeras: los compañeros de Zanón, en nombre de nuestras familias, en nombre de todos los luchadores que siempre nos acompañan y están dispuestos a ponerse en primera línea para defender la fábrica, queremos agradecerles a las Madres por este esfuerzo enorme que han hecho, que se han bancado este viaje de 16 horas, las reuniones...

Pero bueno, los agradecimientos están de más, lo que hay que hacer es valorarlo, y ellas saben valorarlo porque lo han demostrado durante todos estos años. El agradecimiento para todas las organizaciones, las delegaciones de compañeros que han venido de Córdoba, de Rosario, de Buenos Aires, porque esto es el significado de la lucha. Y no solamente agradecerles en nombre de nuestras familias, en nombre de los obreros de Zanón, vamos a decir lo que siempre decimos y reafirmamos en la fábrica, y lo reafirmamos acá en la calle: ¡No vamos a dar ni un paso atrás!

Para cerrar, le damos la palabra a Raúl y cerramos esta jornada de lucha de hoy... RAUL GODOY (Obrero de Zanón, Secretario General del Sindicato Ceramista de Neuquén) Bueno, compañeras, compañeros, voy a tener el atrevimiento de pedir un minuto de aplauso para una Madre de Neuquén, creadora también de este movimiento de Madres de Plaza de Mayo, que falleció, y decir que la compañera Beba Mugica está presente también hoy en esta movilización (...)

Las Madres han estado siempre presentes, adelante y atrás, marcando siempre el camino durante tantos años, y el hecho de que hayan hecho semejante sacrificio de 16 horas de viaje, estar todo el día hoy debatiendo, marchando con nosotros y ahora otras 16 horas de vuelta con toda la carga de años y de lucha que tienen estas compañeras, hay que bancárselas...

Hay que tomar la responsabilidad, y creo que en ella en primer lugar los ceramistas tenemos que hacer valer semejante apoyo. ¡Estoy seguro que lo vamos ha hacer! ¡Estoy seguro que lo vamos a hacer!

Pero ya no es solamente por Zanón, peleamos por los puestos de trabajo, pero ya no son solamente los puestos de trabajo. Y el otro día veíamos indignados lo que pasó en Sasetru. ¡Veinte años una fábrica abandonada y a nadie le importó! Veinte años derrumbandose, y estaba todo bien... para el gobierno, para los diputados y politicos, estaba todo bien para la justicia, estaba todo en su lugar: los desocupados haciendo piquetes para cobrar un plan, haciendo merenderos para poder comer, está todo bien.

¡Se mueren millones de hambre, pero está todo bien! Y cuando un grupo de trabajadores intenta poner la fábrica en marcha, y hacer fideos para los comedores, empezar a poner a producir ... se pinchó, y estaba todo mal. ¡Estaba todo mal!

Aparecieron los dueños, la policía, la gendarmería... y toda esa mugre que nos reprime a nosotros como a los compañeros desocupados.

Esa es la mejor muestra, de por qué se tiene que defender cada fábrica, hasta lo último, y esto cuando está, pero si hay que ir a abrir otra, hay que ir a abrirla.

Pero lo que está no se toca, se defiende, y ya no es sólo por nosotros, compañeros, y esto me parece que hay que decirlo: es también por la unidad que se ha gestado acá, entre compañeros ocupados y desocupados por la unidad que se ha gestado en muchas fábricas de todo el país, por lo que ha empezado a generar. Y este pequeño esfuerzo, este pequeño sacrificio de un año y medio de los obreros de Zanón, junto a los compañeros del MTD y la comunidad con los que en forma solidaria hemos llevado esto adelante, ¡no lo podemos perder!

Y no lo vamos a perder. Lo que nos queda es este compromiso, hoy se discutieron varias cosas como bien dijeron las compañeras, y una de las cuestiones que se discutió, es que esto se va a defender ¡y con el cuerpo!, y que alertamos a todo el mundo, que la tenga bien clara el juez, la policía y el gobierno, ¡que vamos a hacer uso del legítimo derecho que tenemos a defendernos y defender esa fábrica con lo que tengamos!

Pero no solamente quedarnos en la defensa, tenemos que ir por más, y... ¡exigir la expropiación de la fábrica, la estatización y puesta al servicio de la comunidad y con control obrero compañeros! ¡No es ni mas ni menos que eso, compañeros! Y ahora todos los compromisos como muy bien decía Lolín y Hebe también; hoy se inició y nos queda mucho trabajo por hacer, a cada uno de los que estamos acá compañeros, dirigentes, compañeros de base, gente que se ha acercado, tenemos una tarea grande a partir de hoy, lunes, martes, que es recorrer cada colegio, cada barrio cada sindicato, cada gremio impulsar el petitorio, pero también ir preparando las condiciones porque no va a quedar solamente en una declaración, en un papel, que acá nadie se va a atrever a tocar a Zanón. Y si se animan, va a haber un paro general, va a haber piquete, va a haber corte, va a haber ocupación en muchos lugares, y como dicen muchos... ¡No pasarán! ¡No pasarán, compañeros!

Nada más... gracias.