Los ministros del Interior de dos estados alemanes adoptaron recientemente importantes medidas con miras a contener el Islam radical y que merecen una atención particular en todo el mundo occidental.
En Baden-Wurttemberg, Heribert Rech decidió someter los candidatos que optaban por la ciudadanía a un test de lealtad referido a 30 temas que sirve para demostrar que los aspirantes apoyan la estructura constitucional libre y democrática de Alemania, y que en ocasiones será seguido mediante entrevistas en caso de duda. Se considera que la mitad de los tests darán lugar a entrevistas. Las preguntas propuestas constituyen un condensado de los valores occidentales. Se refieren a la democracia, a la relación con la religión, a la percepción sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001 y a los derechos de las mujeres y de los homosexuales. Los candidatos que pasan el test y obtienen la ciudadanía pueden perderla si sus actos ulteriores no corresponden a sus respuestas «correctas». Alemania no es un caso aislado. En Irlanda, los hombres que obtienen la nacionalidad irlandesa deben jurar que se casarán con una sola mujer.
En Baja Sajonia, el ministro del Interior, Uwe Schünemann, piensa que los islamistas deben usar brazaletes electrónicos lo que permitirá vigilar a «los cerca de 3 000 islamistas dispuestos a realizar actos de violencia». El mismo método se emplea en Gran Bretaña o Australia. Se desea que la iniciativa termine con la señalización electrónica de todos los islamistas. También debería ser posible grabar sus conversaciones, filmar sus actividades, vigilar su correo tradicional y electrónico. _ Para ello, Rech y Schünemann proponen dos tácticas audaces para la defensa de Occidente, ambas basadas en la comprensión del hecho de que la cultura y las ideas constituyen el verdadero campo de batalla. Saludo su creatividad y coraje. ¿Quiénes serán los próximos en adaptar, y después, adoptar esas iniciativas?

Fuente
Frontpage Magazine (Estados Unidos)
New York Sun (Estados Unidos)

«Two Germans vs. Islamism», por Daniel Pipes, New York Sun, 3 de enero de 2005.
«German Immigration Gets Tough with Islamists», FrontPage Magazine, 3 de enero de 2005.