Antonio Gala, el escritor español, señala contundentemente: “Hay periodistas –si así puede llamárseles- zotes, manipuladores, falsarios, vendidos y trepas (también hay políticos así); son mentes aldeanas que nunca pasarán de animales domésticos o alimañas carroñeras. Tener que defenderse de ellos es injusto...” No hace falta señalarlos, pero que los hay, los hay. Aquellos “trepas” que nunca llevarán un apellido que se llame Murriagui, Mendoza, Villarroel, Solís, Falconí, Vinueza, Oña..., la gente de OPCIÓN, y que tengan como estandarte un escudo que se llame dignidad. Si no, ¿cómo un quincenario puede llegar tan fresco y renovado a los 100 números? OPCIÓN es una alternativa en medio de la hojarasca periodística. Cuando se lo compra y se lo lee, uno ha elegido una nueva alternativa de pensar, de ser más crítico. Lo variopinto de sus crónicas, análisis, comentarios, entrevistas, lo vuelven digerible y apetitoso. OPCIÓN debe ser temido, porque la verdad no es moneda corriente en una prensa que se debe más a intereses empresariales que al pueblo, a la gente común y corriente. Bien decía el nombrado Gala: “a un periódico no lo hace el dinero, sino la ilusión y la entrega y el amor de sus gentes”. Vaya un abrazo cálido y entrañable. Espero poder celebrar el número 200, que no es nada imposible. La verdad siempre es perdurable. ¡Congratulaciones!