JPEG - 27.2 KB

En un discurso con motivo de los siete años de su Gobierno, Chávez apuntó que las autoridades serán respetuosas de los convenios internacionales, pero detendrá a cualquier funcionario extranjero capturado in fraganti en acciones de espionaje.

Advertimos al gobierno imperialista de Estados Unidos -dijo- que si sus militares agregados en Venezuela continúan haciendo lo que este capitán ha estado haciendo serán detenidos en su momento y puestos a la orden de su embajada.

El jefe de Estado venezolano advirtió que el próximo paso sería retirar toda la misión militar de Estados Unidos del país.

Tras resaltar que Correa debe abandonar inmediatamente el país, agregó que tiene pruebas de las actividades de espionaje de un grupo de militares venezolanos traidores que serán sometidos a juicio.

Seremos inflexibles con esos traidores, apuntó Chávez, quien advirtió que el caso demuestra que aún no ha terminado la limpieza de la institución. Eso es corrupción: pido la máxima pena para estos traidores, subrayó.

El gobernante resaltó que el incidente demuestra cómo la nación sudamericana rompió sus cadenas de dependencia de Estados Unidos, lo cual consideró uno de los principales logros de los pasados siete años.

Nació la V República y hemos liberado a la Patria de la tiranía interna de una élite contraria a los intereses de la patria. Hemos cortado las cadenas por dentro y por fuera, aclaró.

Chávez expresó que el país, siete años atrás, era dominado por “intereses transnacionales del imperialismo norteamericano”.

“Hoy (Venezuela) es libre de cadenas imperialistas, absolutamente libre”, precisó.

Chávez aseguró que a partir de ahora se abre una nueva etapa para que la nación de un salto integral adelante “el no retorno y la consolidación de un proceso revolucionario hasta la médula”.