En nombre del Frente Único en Defensa de la Vida, del Medio Ambiente y de los Intereses de Cajamarca, que me honro en presidir, protesto por el artículo tendencioso escrito por la ONG Labor–Ilo (publicado en La República–Lima, el día 7 de febrero) y a favor de la empresa transnacional Newmont Mining Corporation (Yanacocha).

Al autor le faltó ir a las primeras fuentes (población afectada) e investigar más el tema. No lo hizo. Solamente ha visitado alegremente “a Yanacocha y bien acompañado”, de paso ha recogido la propaganda de ellos. Así se convierte en un indirecto vocero de las supuestas bondades de esta empresa contaminadora y corrupta. Esto es nada serio y rompe la regla de oro de un periodismo responsable.

Nuestro Frente de Defensa (que agrupa a más de 140 organizaciones sociales de Cajamarca) no se dejará manipular por nadie, porque anhelamos una sociedad civil fuerte, bien organizada e independiente. Claro está, no estamos de rodillas ante el poder económico. Además, nuestro organismo durante más de 10 años ha forjado gran capacidad de lucha, de convocatoria (unidad campo–ciudad) y ha defendido con justicia, razón y dignidad el último colchón acuífero que queda para la ciudad de Cajamarca, el famoso Cerro Quilish. Por primera vez en la historia derrotamos a Newmont-Yanacocha, invocando el espíritu invencible y rebelde de combate del pueblo cajamarquino, que tiene muchas raíces históricas (p.e. la batalla de San Pablo y la de Huamachuco).

Yanacocha tiene conspicuos voceros bien pagados y la ONG–Labor, después de haber fracasado en Ilo, pretende ahora instalarse en Cajamarca y estirarle la mano para seguir operando en el país y presentarse ante la cooperación técnica internacional como un interlocutor válido.

En Cajamarca –a excepción de las cuatro ONG’s ambientalistas- prácticamente la totalidad de ONGs de desarrollo ya tiene un financiamiento condicionado de la empresa Minera Yanacocha que controla en su mayoría económica –y políticamente (que incluye a la prensa servil) a la sociedad cajamarquina. De modo que así les sale mas barato que invertir en el cuidado íntegro del medio ambiente. Así callan a muchos -a cambio de su silencio- tanto que no se atreven a denunciar los abusos y atropellos. En consecuencia, si bien es cierto cualquier ONG puede trabajar donde sea y con quien le parezca, pero que no venga desde afuera con un discurso “desarrollista” para sorprender a la sensible opinión pública en el tema minero.

En Cajamarca no necesitamos más intermediarios coaccionados. Nosotros en Cajamarca lucharemos siempre por aguas limpias, sanas y que no enfermen a nadie. En esta dirección ha quedado demostrado técnica –y científicamente (con documentos confidenciales de Yanacocha) que esta empresa sí contamina y que compra muchas conciencias (caso del ex -fiscal Julio Cabrejo Delgado, quien archivó arbitrariamente la primera denuncia por la contaminación de las aguas en Cajamarca en el año 2000).

Finalmente reiteramos la denuncia que Yanacocha no usa una “tecnología limpia” y hasta la fecha no acepta que contamina, sino ellos difunden la idea que apenas impactan. O sea, quieren vendernos la idea que es una minería inocua.

Ing. Reinhard Seifert Presidente del Frente Único en Defensa de la Vida, del Medio Ambiente y de los Intereses de Cajamarca. C.E. 278095 Del Comercio 464, Cajamarca 076-363341 – 43