La crisis de Darfur ha provocado ya entre 70 000 y 400 000 muertos. Sólo puede tener solución mediante un acuerdo político que ataque las causas del conflicto y es a los que se supone se dediquen las partes que se encuentran en Abuja, Nigeria. El Reino Unido apoya el proceso de paz y ha financiado la actual reunión con un millón de libras, pero el avance de las discusiones es muy lento y los negociadores no respetaron la fecha límite del 31 de diciembre de 2005 para llegar a un acuerdo. El gobierno de Jartum viola diariamente el cese al fuego y es el pueblo de Darfur el que sufre. Las únicas personas capaces de detener las masacres están en Abuja y deben tomar decisiones que permitan reconstruir Darfur.
Haría falta tomar cinco decisiones inmediatamente:
- Los negociadores deberían declarar sus posiciones y los compromisos a que están dispuestos.
- Respetar el cese al fuego: el gobierno de Jartum es el primer responsable por la seguridad de los ciudadanos sudaneses y debe detener las ofensivas de las milicias janjaweed. Sin embargo, es el movimiento rebelde el mayor responsable de los últimos ataques.
- Detener todos los ataques de las tropas de la Unión Africana.
- Facilitar el trabajo de las agencias humanitarias.
- Entregar a la justicia a los responsables por las atrocidades.
Al mismo tiempo, las partes deberán llegar a un acuerdo que establezca la paz verdaderamente. No es normal que los dirigentes rebeldes no estén presentes en las negociaciones, contrariamente a los responsables del gobierno sudanés. No llegar a un acuerdo sólo puede provocar más muertes. La comunidad internacional no dejará impunes a los responsables de la obstrucción de las negociaciones. La resolución 1591 permite ya las sanciones contra estos individuos.

Fuente
International Herald Tribune (Francia)
El International Herald Tribune es una versión del New York Times adaptada para el público europeo. Trabaja directamente en asociación con Haaretz (Israel), Kathimerini (Grecia), Frankfurter Allgemeine Zeitung (Alemania), JoongAng Daily (Corea del Sur), Asahi Shimbun (Japón), The Daily Star (Líbano) y El País (España). Además, a través de su casa matriz, lo hace de manera indirecta con Le Monde (Francia).

«Darfur: Stop the killing, or pay the price», por Jack Straw, International Herald Tribune, 17 de febrero de 2006.