JPEG - 31 KB
Mineros mexicanos

Cuando no se resolvía aún el doloroso problema de la mina carbonífera Pasta De Concho en Coahuila, el que fuera secretario particular de Carlos Salinas de Gortari y es hoy vicepresidente de Relaciones Internacionales del Grupo México, Juan Rebolledo Gout, reveló la insignificancia del incidente para la empresa al decir en entrevista: «La junta directiva no se ha sentado siquiera a ver como afectará este hecho la operación de esa mina, pero sí puedo anticipar que en lo financiero el daño será insignificante debido a que sólo nos factura entre 12 y 13 millones de dólares anuales».

Mientras los 65 mineros morían (quien sabe si en el momento de la explosión o posteriormente en atroz tortura, lo que sólo podría saberse si continuara la cara, peligrosa y quizás inútil búsqueda) la compañía pensaba en Money, Money, Money. Y hoy tiene interés en tapar «el pozo» cuanto antes para que no se investiguen más las inicuas condiciones que provocaron la tragedia de los mineros mexicanos.

Hizo un boletín en Internet y en inglés en el que empieza por decir que «su prioridad es recuperar los cuerpos», aunque por otro lado están ofreciendo un millón de pesos a las familias que renuncien a la búsqueda de sus muertos, quien sabe si además de los $ 750,000 dólares de indemnización y de la pensión del Seguro Social, la búsqueda le saldría mucho más cara y peligrosa en todos los Sentidos.

La investigación es algo a lo que temen los inmensamente ricos grupos empresariales-políticos como el «México». En el boletín de marras es evidente que lo que más desea la compañía es agradecer a los rescatistas ¿y de paso agenciarse su aval? Así como el apoyo del Secretario de Trabajo, del de Seguridad, del gobernador de Coahuila y de su heroica esposa que apapachó, dicen, a las dolientes mujeres de los mineros enterrados, al Ejército Mexicano, a la Security & Health Agency, a la Minera Carbonera Río Escondido (Micare) ¿Salinas?, a Minerales Monclova (Mimosa) ¿Salinas?, miembros del Grupo Acerero del Norte, a Peñoles, a «Plata Panamericana» compañía canadiense, a Materiales Industriales (Minsa).

Todos ellos pueden avalar en coro que la empresa no tuvo la culpa, nunca tiene la culpa. Y Vicente Fox [el actual presidente mexicano] podrá perorar contra el populismo de todos los que despreciamos a gente de la riquísima ralea de Los Larrea. Y Felipe pontificará: Cerrar hoteles que violan las leyes mexicanas y dividir a los ricos de los pobres daña a la Nación. Y blablabla...

A los mineros mismos que trabajan para los explotadores de minas como si estuviéramos en pleno siglo XIX, a ellos no les agradecen ni sus vidas en el boletín internacional de los Larrea & Co. ¿Y quien es CO? Pues vea usted: Claudio X González, siempre pegado al dinero huela a lo que huela de los presidentes de México, Jaime Serra Puche, el que produjo la crisis de 1995, los herederos de Juan Sánchez Navarro, Rómulo O`Farrill, Juan Gallardo Thurlow plus Luis Téllez y algunos más.

El Grupo México, es el tercer productor de cobre del mundo, pero extrae como sabemos carbón, y también oro en diversos países: México, EEUU, Canadá y Perú, en donde explota a los mineros peruanos como aquí a los mexicanos. Quien sabe si sea el caso en EEUU y Canadá, pero sería de dudarse.

Gracias al periodista Paco Rodríguez puedo ofrecerles el siguiente testimonio de los mineros peruanos que han trabajado para «El Azote» Jorge Larrea en su país:

Continúa con las mismas políticas de las transnacionales norteamericanas de destrucción de la naturaleza y la sociedad, inventando pretextos y comprando funcionarios y políticos para no realizar las inversiones en una nueva fundición para que no contaminase con los humos ni con los venenos que llevan los relaves y escorias a los ríos, aguas subterráneas y al mar. La contaminación es regional y se extiende al sur del Perú afectando con los humos en especial a la ciudad y puerto de Ilo, uno de los puertos más importantes del Perú. La empresa durante 45 años ha evitado que haya registros de enfermedades pulmonares - las más evidentes y con mayor índice de mortalidad , ordenando al Ministerio de Salud peruano no crear una unidad de enfermedades bronco-pulmonares en ningún hospital ni enviar especialista en neumología, cometiendo un doble homicidio - ¿genocidio? intencional por el cual - y por muchos motivos más debería ser juzgado en una corte internacional.

¿Qué tal el juez Garzón, al que tuve el gran gusto de conocer en Puebla en un acto al que por desgracia se coló el «gober-precioso» y el presidente del Tribunal aquella memorable tarde-noche del 27 de octubre 2005 en el Cabildo de la señorial Puebla?

Por fortuna, gracias a una marcha de la dignidad, en que participaron bravas y elegantes señoras que tuve el gusto de conocer, en protesta por las asquerosidades de Marín y Nacif, el estado puede demuestra que no merece al cavernícola del PRI , pero tampoco al risuiiiiiiissssimo Kamel.

Volviendo al «Azote» Larrea... Empezó su fortuna bajo los auspicios de Miguel Alemán, pero se enriqueció a lo bestia, como otros, con Carlos Salinas de Gortari, que le salvó la empresa Mexicana de Cobre que debía al estado mil 400 millones de dólares.

Salinas la metió al «Monte de Piedad de los Millonarios», Nacional Financiera, la que pagó la deuda, para que Larrea la volviera a comprar en 1990 al mismo valor pero de la dicha deuda, pero ahora ¡deuda pública!, haciéndose también con 475 millones de dólares, de Minera Cananea, gracias a información PRI-vilegiada (en referencia al partido PRI) pues costaba lo doble. Lo que los políticos y los empresarios sin escrúpulos han robado a este país es algo incalculable.

En Acapulco los Larrea son objeto de odio generalizado, pero muy especial de parte de sus vecinos del lujoso fraccionamiento Las Brisas del que han expulsado a quien les estorba. Una gran franja a la orilla del agua, rocas o playa, ha sido tomada por el odiado. La han aislado mediante dos bardas metálicas de 3 m de alto y de kilómetro y medio de largo sobre una calle construida por el fraccionamiento.

Esto ha provocado la muerte de cientos de animales autóctonos osos hormigueros, mapaches, venados enanos, zorros y otras especies que han visto bloqueado su acceso a tres manantiales. Desde el mar la barda es una «mentada» a Acapulco y la zona es mucho menos verde que el resto. Pero además se dicen dueños de la única reserva ecológica que queda en la bahía y que vale más de 400 millones de dólares que quieren multiplicar fraccionándola y deteriorando el clima. SOS.

Los Larrea se parapetan detrás la empresa mercantil Desarrollo Punta Bruja, S.A. de C.V. constituida en 1995 , para no pagar impuestos, a partir de un Fideicomiso del Banco del Ahorro Nacional. Todas las acciones pertenecen a la «capa» (femenino de capo) Sara Mota Velasco de Larrea (39 115 539 acciones) y a sus hijos Germán y Genaro Larrea (814 907 cada uno).

Hacen lo que quieren, hasta robarse calles donde tienen terrenos de uno y otro lado. Alcaldes y gobernadores se hacen de la vista gorda y sin duda del bolsillo idem. Como los Larrea o los Kamel Nacif, son los grandes empresarios mexicanos, consentidos y cómplices de los gobiernos.

Esos a los que protege el gran corazón de prianista [de PRI, el Partido Revolucionario Institucional, que ha gobernado en México durante 70 años de manera absoluta y que se encuentra actualmente en la oposición].

www.manudornbierer.com Manú Dornbierer , 4 de Marzo 2006