JPEG - 46.3 KB
Vicente Fox, presidente de México.

“En diez años los Estados Unidos rogará a México el envío de trabajadores”... Declaración hecha por el presidente Fox ante la British Broadcasting Corporation (BBC), el pasado jueves 2 de marzo. A lo anterior añadió: "A ver, ahí les voy, pero ahora sí me la pescan completa"- exclamó Fox - quien de inmediato trató de explicar los motivos por los que en diez años los jóvenes mexicanos preferirán -según él - quedarse en México y no emigrar a la Unión Americana. (El Universal 4/3/06)

Tal declaración, por demás cínica, lleva a recapacitar sobre los resultados del mandato de Vicente Fox, por cuanto presupone la existencia de infraestructura que permita la autosuficiencia de México en algunos rubros; y, en otros, la capacidad para intercambio con otros países con base en una estabilidad política, lo que evidentemente no se ha logrado.

Por el contrario, México bajo el mandato de Vicente Fox ha perdido 20 lugares en el conglomerado mundial en ese sentido, amén de un estado interno carente del respeto a ciudadanos y autoridades, tanto en lo interno como allende sus fronteras, que ha impedido e impedirá la generación de empleos robando el futuro a las nuevas generaciones. (La Jornada 2/03/06)

Peor aún, lejos de crear la estructura necesaria para tal crecimiento a corto, mediano y largo plazo, por el contrario, la administración de Vicente Fox Quesada, como ninguna otra en los últimos 100 años, comprometió la infraestructura de México convirtiendo al país en una colonia de los Estados Unidos.

Para confirmar lo anterior, ahí quedan como testimonios los multimillonarios contratos celebrados con la empresa texana ENRON, cargados con los costos que Vicente Fox recibió para financiar su campaña electoral y su patrimonio personal, lo que significa para su bolsillo y en perjuicio de los mexicanos, pérdida de cientos y quizá miles de millones de dólares (Televisa - Gregorio Meraz- (30/01/02), Texas Observer (15/02/2002, Washington Post (24/05/02), El Milenio y La Jornada 2005, http://www.voltairenet.org/es (marzo/2006)

No es menos desastroso el resultado en el rubro de la agricultura denunciado reiteradamente por el diputado Alfonso Ramírez Cuellar, pues Vicente Fox desde un principio se dio a la tarea de obstaculizar e incumplir con todos y cada uno compromisos pactados con los agricultores. Baste como ejemplo decir, que en México hoy ya no se producen fertilizantes en perjuicio de millones de campesinos, y que con la capacidad instalada actualmente puede y es totalmente autosuficiente en este sentido, tan es así que hasta 2001 México exportaba fertilizantes.

Como consecuencia de la disminución de productos agrícolas en México, el gobierno de Vicente Fox tendenciosamente justificó la necesidad de comprar semillas a los Estados Unidos, entre ellas maíz transgénico con el obvio beneficio personal, lo que le valió protestas de grupos ambientalistas de todo el mundo y de Greenpeace, ya que introducir a México maíz transgénico fuera de toda proporción y límites violenta lo pactado en el “Protocolo de Cartagena”, convenio internacional al que está suscrito México. (Hecho publicado en toda la prensa internacional)

“Fox sigue la política de "dotar de autonomía" al Servicio de Administración Tributaria (SAT) - medida impulsada por la gerencia del FMI y por el titular del SAT, quien negó que ello reste autoridad al próximo presidente. Pero lo que está de por medio son las reformas al Código Fiscal de la Federación, la distribución de los excedentes petroleros y la donación de activos para los estados y municipios. Bush y "su" FMI pretenden que Fox, su desacreditado portavoz para América Latina y el Caribe, elija y nombre a quienes desvincularían la administración gubernamental de la recaudación de impuestos y el manejo de aduanas. Alfonso Ramírez Cuéllar acierta al advertir que con tal medida, el SAT "adquiriría carácter de organismo supranacional, ajeno a las necesidades del país. Además, esa condición impediría auditar al SAT y frenar la corrupción en Aduanas" (La Jornada, 24/2/06, p. 30).

Este es el verdadero saqueo que Vicente Fox ha perpetrado en contra del futuro los mexicanos, que no las minucias denunciadas en los medios de difusión para distraer la atención de lo importante.

Pero la ineptitud y componendas exhibidas por el silvestre “Chente” no nada más quedan ahí, pues a falta de un proyecto definido para gobernar al país, añade un desempeño que se ha visto matizado con encubrimientos a cual más de repulsivos. Por ejemplo, en el caso del “Gober Precioso”, caso que revela la corrupción entre gobierno y poderosos, toda vez que lejos de sancionar lo grave que es el abuso sexual a menores de edad, por el contrario el asunto se ha enfocado a la falta de garantías a los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho Ribeiro que, si bien, esto es relevante no por eso invalida lo de mayor importancia por cuanto lesiona a la niñez por ahora indefensa ante tales infamias.

No es de extrañar esta actitud de encubrimiento, ya que en caso de propiciar la sanción en este caso de pederastia como muchos otros, el muy católico y por ende ultraderechista Fox, por consecuencia abriría la posibilidad de condena a sacerdotes católicos por el mismo delito.

¿Podrá olvidarse la protección incondicional de Juan Pablo II y del actual Papa Joseph Ratzinger al pederasta Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo y otros santos varones de sotana? ¿Podría suponerse que Vicente Fox, Carlos Abascal Carranza y la clerecía católica mexicana se pronunciaran en contra de pederastas y propiciaran su castigo? - Claro que no - pues eso sería tanto como suponer que atentarían contra la sacratísima e infalible voluntad del papado.

Por otro lado, la abierta ingerencia de la jerarquía eclesiástica en la política nacional, ha sido soporte incondicional para Vicente Fox, por cuanto su filiación de derecha que hoy gobierna a México. Mas aún, es en este sexenio cuando en el colmo del cinismo la jerarquía eclesiástica se atrevió a decir lo que ya se sabía desde antes: “... el dinero proveniente del narcotráfico, por el solo hecho de ingresar a las arcas de la Iglesia queda purificado”, para después contradecirse ante el escándalo que ocasionó el descaro. (El Universal, La Jornada y La Crónica de Hoy, sept. 2005)

Quedan por aclararse públicamente, que no a los entendidos, dos casos estrechamente ligados con la “Santa Madre Iglesia” y la clase ultraderechista. El primero es el del supuesto accidente en el que perdió la vida Manuel J. Clouthier, "El Maquío", antaño candidato a la presidencia por el partido político de derecha (PAN) - El segundo, que Fox se comprometió a resolver, es el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, acaecido el 24 de mayo de 1993 en la ciudad de Guadalajara, México. Catorce impactos le quitaron la vida y aún así hasta hoy se pretende hacer creer que el asesinato fue resultado de una confusión. ¿Maledicencias de un anticlerical come curas con la lengua suelta? - Veamos que nos dicen los hechos y solo los hechos.

La muerte por supuesto accidente de Manuel J. Clouthier, por su contexto general y político en el fondo se parece mucho al de Aldo Moro, candidato del Partido Demócrata Cristiano en Roma, asesinado en mayo de 1978. Este asesinato junto con otros hechos relacionados con la Iglesia Católica, desencadenó cuatro años después los asesinatos de los banqueros al servicio del Vaticano y de su ingerencia en asuntos turbios en cuanto a política y fraudes en el Banco Ambrosiano, entre ellos, lavado de dinero sucio proveniente de actividades ilícitas en los paraísos fiscales de Panamá y Bahamas. (La Jornada 21/02/2006 y prensa internacional)

Lo curioso e irrisorio del caso es, que tanto el Partido Demócrata Cristiano como la "Santa Madre“, no previeron que cuando invitaron a la familia de Aldo Moro a la misa que se celebraría por el descanso de su alma, la familia cercana a Aldo Moro respondió algo perecido a esto: "No estaremos junto a los que asesinaron a nuestro ser querido y que hoy pretenden rendirle homenaje" – ¿Consecuencia directa a raíz del de esta declaración de los familiares? - Perdieron las elecciones.

Tan parecidos resultan los dos casos en este sentido, que a mediados de marzo de 2005, la diputada Tatiana Clouthier Carrillo hija de Manuel J. Clouthier, renunció al PAN, partido de derecha mexicano. Señalando como causa que: “...el Partido Acción Nacional: ahora había cambiado los ideales que le dieron origen, buscando el poder por el poder, lo que lo ha llevado a ser una mala copia del PRI" - Declaración y renuncia de Tatiana que “casualmente” coincide con la llegada a la presidencia del PAN de Manuel Espino, por añadidura integrante de "Yunque", organización católica secreta y radical reconocida por su extrema violencia hasta el asesinato. (La Jornada, El Universal, Reforma, El Milenio, etc. Marzo de 2005)

Lo que hace sospechar que el caso del supuesto accidente de Clouthier y el asesinato de Aldo Moro tienen el mismo origen, es lo siguiente. Pocos días después de la renuncia, en entrevista con integrantes del partido político mexicano de izquierda (PRD), Tatiana Clouthier dijo con angustia y con insistencia: "¡Cuiden mucho a su candidato, pero cuídenlo mucho!"

Quizá un poco tarde para que lo entendiera Tatiana, pero el mensaje sobre el supuesto accidente ocurrido a su padre sigue siendo el mismo y muy claro - ¿O no? - Pues a menos que se quiera ignorar lo que es obvio - y ni así - puede pasar desapercibido el mensaje de Tatiana, que voluntario o producto de un acto fallido es revelador.

El asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo ocurre en otro escenario aunque apunta al mismo origen, ya que entre otras muchas actividades de su “sacratísimo” ministerio, este príncipe cardenalicio de la Iglesia, en contra de la voluntad de Juan Pablo II, promovía y encabezaba a los obispos que reclamaban los productos de la Basílica de Guadalupe para que quedaran en manos de obispos mexicanos, pues siempre han sido entregados en su totalidad directamente al Vaticano. Circunstancia bajo la sombra sobre la cual jamás ha dicho cosa alguna la “Santa Madre” Iglesia...

Si los asesinos que ejecutaron al cardenal fueron narcotraficantes o de cualquiera otra organización criminal, o si “casualmente” lo confundieron con otra persona es lo que menos interesa. - El hecho concluyente y definitorio es que finalmente y "por obra y gracia del Espíritu Santo", los productos multimillonarios provenientes de la Basílica de Guadalupe hasta hoy siguen enviándose al Vaticano sin participación alguna para los obispos mexicanos...

Luego entonces cabe preguntar - ¿A quién le interesaba que el Cardenal Posadas Ocampo fuese eliminado y desapareciera su influencia?

Por supuesto que tratándose de sujetos misericordiosos y casi en olor de santidad, en los dos casos quedaría la duda en cuanto a que estos crímenes quizá sean atribuibles a la Divina Providencia... En consecuencia y por tal razón de peso, resultará conveniente que la conclusión quede a criterio del lector.

Para concluir queda otra duda por aclarar - ¿Cesará la corrupción en México en caso de tomar el poder la izquierda mexicana? – Es deseable creerlo, aunque los hechos y la historia dicen lo contrario, ya que salvo unos cuantos, este pueblo es corrupto de esencia, ancestralmente y por ideología. Dado que en este país de mayoría católica, los pecados y crímenes se borran con limosnas que cobran los que dicen ser representantes de ese Dios corrupto que cobra por prodigar su misericordia y perdón.

Que conste que NO se afirma que Dios sea corrupto, por el contrario, se reitera que es así como lo venden los mercaderes de misterios a los crédulos. En resumen, un pueblo que cree en tales aberraciones necesariamente seguirá el ejemplo de ese imaginario Dios corrupto y de sus representantes. Por tanto, este pueblo crédulo, en caso de seguir actuando bajo esa ideología, jamás asumirá su propia responsabilidad ciudadana y mucho menos corregirá sus errores. ¿Para qué asumir responsabilidades si a final de cuentas todo será perdonado mediante dinero para después incurrir en lo mismo? ¿Para qué trabajar si la “Virgencita” resolverá las carencias?

Y peor aún, un pueblo que cree en tales extravíos; que cree en los milagros del Santo Niño de Atocha, que cree en la bondad y merecida canonización de Juan Pablo II, etc., creerá en todo tipo de promesas y expectativas por absurdas que sean. No cabe duda que es axioma el adagio que dice: “Un pueblo tiene el gobierno que merece” - Ni más ni menos.