Desde hace 28 años y 10 meses, 1504 jueves, las Madres de Plaza de Mayo resistimos en la marcha de cada jueves.

Con la lluvia torrencial y nuestros pies en el agua mientras nuestros cuerpos resisten la mojadura. En días de 40 grados de calor o más, el sol taladra nuestros cuerpos, pero nada hace que dejemos de resistir.

Toda la semana se prepara para cada jueves. En Navidad y Año Nuevo también resistimos allí, en la Plaza que hicimos nuestra, en la Plaza que sentimos que habitan nuestros hijos.

Esa Plaza del 25 de mayo de 1810, la Plaza que llenaron los trabajadores muchas veces. La Plaza que nos dio el nombre.

La resistencia no es una vez por año. Cuando los pueblos resistimos, lo hacemos todos los días, todos los minutos de nuestras vidas. Pero también la resistencia tiene que ver con ir construyendo un país mejor.

A los miles de juicios y denuncias, les agregamos educación.

Nuestra resistencia también es poner todo a disposición de los trabajadores de las empresas recuperadas.

Nuestra Universidad, la Imprenta, la Biblioteca, el Café literario, son herramientas al servicio de la cultura para construir ideologías y sueños.

Resistimos cada jueves desde las 15:30 hs., marchando hasta las 16 hs. y luego, frente a la Casa de Gobierno, nuestro pequeño discurso que se distribuye al mundo entero por internet. Y el mundo entero lo difunde. Todos nos ayudan a resistir.

Llegamos a estos 1504 jueves con la convicción de que una marcha por año en diciembre sirvió para denunciar al enemigo que se había establecido en la Casa de Gobierno. Pero hoy la realidad es otra.

La verdadera resistencia no es una vez al año. Es cada día, cada jueves en que le demostramos al mundo que un grupo de madres, acompañadas por jóvenes, resistimos y luchamos contra la injusticia.

Los esperamos cada jueves a las 15:30 hs. para resistir frente a todas las injusticias que todavía nos duelen.

La actividad prevista por las Madres

A treinta años del golpe militar, la Asociación ha previsto realizar un acto en Plaza de Mayo que comenzará a las 21 horas del 23 de marzo con la presencia de cantautores y bandas de rock, culminando en la madrugada del 24, a la misma hora en que los militares genocidas anunciaron el inicio de la dictadura. Asimismo, en dos pantallas gigantes, se proyectarán imágenes inéditas acompañadas por un audio, que recorren la historia contemporánea del país, desde la masacre de Trelew, en 1972, hasta la Triple A y la Dictadura, abarcando también instantáneas de la lucha de las Madres contra el verdugo militar y el plan económico. El acto, anunciaron las Madres, finalizará con el discurso de Hebe de Bonafini. Se prevé una actividad multitudinaria y muy contundente, que marcará el firme compromiso de la Asociación Madres de Plaza de Mayo de repudiar por siempre a los genocidas y no aceptar jamás la reconciliación con los asesinos.