Fidel entregó a los directores provinciales de los Joven Club de Computación y Electrónica diplomas de reconocimiento firmados por él.

Al concluir el próximo curso lectivo en los Joven Club de Computación y Electrónica en el mes de junio, sumarán un millón los egresados de este programa, lo que certifica que la informática se convertirá en una poderosísima fuerza científica, económica y política para Cuba, afirmó el Comandante en Jefe en el acto por el aniversario 15 del Palacio Central de Computación y la inauguración de 300 nuevos centros de ese tipo en el país.

Fidel destacó los adelantos alcanzados en el programa desde su creación con la incorporación de moderna tecnología y el incremento de las instalaciones hasta alcanzar la cifra actual de 600 Joven Club, hecho que posibilitará que unos 200 000 jóvenes puedan introducirse en el campo de la informática y las comunicaciones a través de los 50 cursos que allí se imparten, incluso algunos especiales para personas de la tercera edad y discapacitados.

Raúl Van Troi Navarro, director nacional de los Joven Club, entregó a Fidel un mapa con la ubicación de los 600 Joven Club de Computación y Electrónica con que cuenta el país. Foto: Roberto Morejón.

Un ejemplo de las posibilidades que ofrece este proyecto es el joven invidente Ariel Rodríguez Linares, graduado de las aulas del Palacio Central de Ciudad de La Habana y actual profesor de ese centro, quien enseña a ciegos y débiles visuales entre 15 y 60 años de edad. Con su labor ha posibilitado el acceso de esas personas a la informática, al punto de que pueden producir música digitalizada.

El Comandante en Jefe rememoró cómo surgió el programa y recordó que los primeros contactos con la computación fueron en la universidad cuando se comenzaron a plantear ideas para introducir esta nueva técnica en la institución. "Entonces los recursos eran muy pocos. En ese campo lo que había era buena voluntad".

En estos años, se han creado otras instalaciones especializadas en la enseñanza de las ciencias de la omputación como son la Universidad de las Ciencias Informáticas, que produce software educativos, y los politécnicos de esa disciplina en los que estudian alrededor de 40 000 alumnos.

Nuestros puntos de avance son la Medicina y la Computación, afirmó el líder de la Revolución. "Ya veremos qué ocurre cuando todos esos talentos se desplieguen y se consagren a la creación. Tenemos que acostumbrarnos a un mundo nuevo que va cambiando alrededor de nosotros".

Medicina e informática, pilares fundamentales

En el acto el Comandante en Jefe informó que para finales de este año, unos 30 000 jóvenes latinoamericanos y de otras naciones estudiarán Medicina y otras especialidades en Cuba con el objetivo de evitar la muerte de millones de personas en el mundo, reducir la mortalidad infantil y aumentar la esperanza de vida.

Expresó también que Cuba se encuentra en el primer lugar mundial en materia de prevención y tratamiento de las enfermedades de la vista y destacó que los más de 20 000 médicos y técnicos cubanos que prestan servicios en Venezuela están utilizando la computación para estudiar idiomas y realizar maestrías o doctorados en Ciencias Médicas.

En cuanto al perfeccionamiento de los servicios de salud y la incorporación de nuevas tecnologías para detectar y combatir enfermedades, Fidel resaltó el redimensionamiento de los policlínicos que podrán asumir la labor de algunos hospitales, ya que se están instalando equipos de ultrasonido y terapia intensiva que requieren un amplio conocimiento de la informática.

Vinculado al desarrollo de la computación en Cuba, Fidel destacó que todo lo que ocurre en la revolución energética supera lo que significa en todos los sentidos el ahorro de energía.

"La economía va para arriba, avanza sobre bases sólidas en diferentes sectores como el transporte y la generación eléctrica se incrementa semanalmente a un ritmo de 80 000 kW. En el 2005 la economía experimentó un crecimiento de más del 10 % y este año será superior", subrayó.

En la celebración, Raúl Van Troi Navarro, director nacional de los Joven Club de Computación y Electrónica, entregó a Fidel un mapa de Cuba con la ubicación de las 600 instituciones de este tipo y un álbum con fotografías de los 300 centros inaugurados.

Fidel entregó diplomas de reconocimiento al Palacio Central de Computación por sus 15 años y a los directores provinciales del movimiento de los Joven Club por la culminación de las inversiones más recientes realizadas en cada territorio.

Al culminar la actividad el Comandante firmó el libro de visitantes en el que escribió: "Soy hoy, 7 de marzo, por todas las razones del mundo, el revolucionario más feliz" (ANC-UTPBA).

(*) Nota publicada en el diario cubano Granma. (**) Periodistas.