Finalmente, durante el mes de marzo comenzará a transmitir la radio “La Voz de las Madres”, la primera de la izquierda, en el AM 530 del dial. Es otro proyecto de las “viejas locas” que ya se ha convertido en flamante realidad. Otro sueño compartido y concretado. Una verdadera lección gratuita de filosofía en la que enseñan a quién quiera saberlo, qué significa exactamente el concepto praxis: la síntesis perfecta de la teoría y la práctica, el decir y el hacer, el cuerpo y la palabra. A las Madres de Plaza de Mayo las distingue esa singular coherencia de vivir como piensan y ponerle el cuerpo a lo que dicen. En los últimos tiempos no se cansan de repetir y de gritar con todas sus fuerzas en su Plaza, que “este es un momento histórico y que no hay que desaprovecharlo, hay que construir”. Y ellas construyen, crean, como si parieran nuevamente. Una, mil, treinta mil veces.

La posibilidad de que una organización política revolucionaria tenga un medio de comunicación propio y de alcance masivo, como lo es una radio AM, es una conquista y un triunfo de todos los que anhelan cambios políticos trascendentales para las aspiraciones populares.

La radio es un instrumento de las Madres al servicio del pueblo, para disputarle al enemigo que “construye” su “objetividad”, su “verdad”. Existe otra verdad, otra forma de pensar, de sentir y de vivir. Y ese es uno de los desafíos para todos los que se embarquen en este viaje hacia la formación de otra subjetividad. Cuestionar ese sentido común tan políticamente correcto impuesto por las clases dominantes, demostrar que es posible divertirse sin Marcelo ni Susana, y que se puede ser feliz sin tener una 4x4 ni medir 90-60-90. Para eso “La Voz de las Madres” tendrá que ser diferente a la mayoría de las propuestas comunicativas de izquierda, y superar la tendencia al dogmatismo y la solemnidad, al panfleto somnífero que sólo termina “bajando línea” a un reducido grupo que ya adhería con anterioridad. Para transmitir nuevos contenidos habrá que explorar con audacia en nuevas y originales formas. Es posible ser una radio del campo popular y entretenida, de izquierda y masiva. Esa es la apuesta.

La radio es otro ladrillo, como lo es la Universidad Popular, que colocan las Madres en la construcción de la contrahegemonía, en la batalla cultural, para transformar nuestras cabezas, y también los corazones. “Cabeza clara, corazón solidario, puño combativo”, nos dijeron las Madres en una de sus más recordadas Marchas de la Resistencia, la del año 1994, cuando el menemismo campeaba impúdicamente sobre la espalda de los trabajadores.

Porque para ser revolucionario no alcanza con estudiar a Marx, es una manera de amar, de sentir la música, la poesía, la amistad… Es una forma intensa y apasionada de vivir. Ojalá “La Voz de las Madres” pueda transmitirlo. Es la apuesta de las Madres de Plaza de Mayo desde hace muchos años, presente en cada una de sus últimas epopeyas: la Universidad Popular, la Librería y Café Literario, el Periódico, los recitales de rock, la propuesta de convertir a la ESMA en un espacio para el arte y la reflexión política y no en un museo de la muerte.

Aunque no esté de moda en estos días, el desafío mayor es que “La Voz de las Madres” contribuya a moldear pedacitos de hombres nuevos.

Cómo será la programación

Está previsto que durante las primeras transmisiones empiece a emitirse un noticiero, que estará coordinado por Carlos Aznárez y que contará con el aporte profesional del reconocido periodista Pablo Llonto y de cronistas egresados de la Carrera de Periodismo de Investigación de la Universidad Popular de las Madres, entre otros colaboradores. En la grilla de programación, que irá descubriéndose con el correr de los días, tendrán lugar la Universidad de las Madres, su Periódico mensual y el bimensuario Resumen Latinoamericano, entre otras propuestas que abarcan programas de música latinoamericana, expresiones estéticas alternativas y poesía. También las Madres tendrán su propio espacio semanal.

Según anunció Hebe de Bonafini en la Plaza de Mayo, la oferta de la radio será amplia y no sólo abarcará envíos políticos. El deporte y el tango serán de la partida, y se pondrá énfasis en lograr una estética radial renovada y creativa.

Fernando Czarny, Fercho, como cariñosamente lo llaman las Madres, será el responsable artístico de la emisora. Czarny es un artista hiper activo y muy original, que ha colaborado con las Madres en infinidad de propuestas imaginativas. Se recuerda, por nombrar la última, la instalación que Fercho montó en el Centro Cultural Recoleta en ocasión de los 25 años de lucha de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, en abril de 2002. Poesía y rigor informativo. Denuncia y reflexión. Sueño y verdad. Las Madres de Plaza de Mayo se las traen con una propuesta comunicativa que puede torcer el cerco informativo de los medios de gran alcance.