JPEG - 15 KB
Muchachos que hacen parte de la Juventud de la Organización Demócrata Cristiana de América (JODCA) son enrrolados voluntariamente y puestos al servicio de esta organización conservadora, San José, Costa Rica 6 abril 2004.

Las elecciones y los conflictos en países latinoamericanos están involucrando a organizaciones derechistas internacionales, como es la Organización Demócrata Cristiana de América, ODCA, que lo mismo apoya a candidatos derechistas como Felipe Calderón en México y Lourdes Flores en Perú, que apoya movimientos desestabilizadores como el frustrado golpe contra el presidente Hugo Chávez en 2002 y el referéndum de 2004.

El antichavismo es tópico favorito de la derecha internacional y en particular lo ha sido del gobierno de Vicente Fox en México, obediente a los lineamientos dictados por la Casa Blanca, y de la campaña de Calderón, quien han sido vicepresidente de la ODCA, cargo que actualmente ocupa Lourdes Flores [actual candidata a la presidencia en le Perú] así como el dirigente nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, un personaje de turbia historia política que contempla su militancia en el grupo secreto Yunque, que exige a sus miembros primacía en su compromiso hacia él.

A fines de 2005, Manuel Espino viajó a Perú para apoyar a la derechista Lourdes Flores, a la vez que la dirigencia del PAN anunció su participación en una estrategia “Para evitar que el chavismo se contagie hacia otros países de América Latina” y “de apoyo a todas aquellas opciones políticas de centro y de derecha cristiana, principalmente en naciones donde habrá elecciones el próximo año”.

Según declaraciones de Rolando García, director de Relaciones Internacionales del CEN del PAN: "El PAN está convencido de que tiene que hacer todo lo que está en sus medios para lograr que América Latina sea una región de gobiernos confiables y responsables, y si eso implica un cierto tipo de acción internacional, la vamos a hacer", señaló el director de Relaciones Internacionales del CEN del PAN, Rolando García.

La estrategia, explicó el panista, también incluye la realización de acciones conjuntas con la Organización Demócrata Cristiana de América, entidad que agrupa a 24 agrupaciones políticas afines al «humanismo cristiano» en 16 países de América Latina.

El PAN se ha destacado en la tarea, prioritaria para Bush y para las plutocracias locales, de desacreditar al mandatario venezolano, cuya imagen han involucrado en el debate electoral en México a la vez que, incongruentemente, lo acusan de intervenir en los asuntos mexicanos, de lo que se hacen eco medios vinculados al expresidente Salinas y al gobierno actual.

Pero el hecho es que es el PAN, como parte de la ODCA, quien se ha estado involucrando en los asuntos de otros países para respaldar a las fuerzas derechistas.

En 2004, varios panistas participaron como “observadores” de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), en una misión para apoyar el referéndum contra el presidente Chávez.

Juan Rodolfo Sánchez Gómez, Francisco García Burgos y Miguel Angel Labastida, del derechista Partido Acción Nacional, de México, colaboraron en esa tarea con correligionarios suyos de otros países, como el Salvador, Aruba, Chile, Perú y varios militantes de grupos anticastristas afiliados a la ODCA.

Sánchez Gómez es el nuevo alcalde de la ciudad de Toluca, Estado de México, luego de las elecciones de marzo pasado en que sus contrincantes criticaron duramente algunos de los métodos, truculentos y agresivos, de los que se valieron él y sus partidarios en las campañas. García Burgos ha sido delegado estatal del PAN en el Estado de México y Labastida tuvo una muy cuestionada gestión en Puebla como vocero del ex alcalde panista Gabriel Hinojosa, primo de Felipe Calderón.

El Partido Demócrata Cristiano de Cuba es una de las organizaciones de la ODCA que en 2004 participaron lo mismo en reuniones con derechistas peruanos y del partido Acción Nacional, en México, que en el mencionado referéndum. En la página Web de esa organización (www.pdc-cuba.org) se publica una fotografía de Sánchez Gómez acompañado de personajes de la ODCA y se relata la actividad antichavista que llevaron a cabo los militantes de esa organización en Venezuela: “…nos reunimos durante 12 horas de trabajo, ante el sorpresivo resultado que adjudicó la victoria a Chávez con un 60% de los votos, y fuimos los primeros en solicitar públicament una auditoria de los resultados.

Nuestro comunicado de prensa se produjo inmediatamente después de que la organización de investigación de opinión pública Súmate calificó de dudosos los resultados anunciados por el gobierno. Fuimos también los primeros en publicar en nuestro sitio Web un reportaje sobre el fraude electoral (véase enhttp://www.pdc-cuba.org o en http://www.democraciaparticipativa....)...”.

Como se ha reconocido plenamente en el ámbito internacional, no hubo tal fraude que a priori alegaban los derechistas, empero, leemos: “El PDC de Cuba había organizado también un Comité pro Venezuela que asesoró y respaldó a los venezolanos”. Vista a más de un año de distancia de los hechos, el carácter fraudulento de la propaganda democristiana antichavista es muy evidente, y es una advertencia de lo que podrían hacer esas fuerzas oscuras internacionales para intervenir en elecciones como las de México donde la opinión pública no favorece al candidato derechista, Calderón Hinojosa.