Juan Carlos Camaño y Tubal Páez, presidente y vicepresidente de nuestra organización, junto con el compañero de conducción de la UTPBA, Raúl Dellatorre, participaron de un ámbito en el cual cerca de 1300 delegados de unos cincuenta países, debatieron y presentaron ponencias que, desde visiones diversas, tienden a crear alternativas a los modelos económicos y sociales que han ahondado de manera inhumana las brechas entre ricos y pobres.

En las palabras de apertura, Roberto Verrier Castro, presidente de la ANEC y vicepresidente Primero de la Asociación de Economistas de América Latina y el Caribe (AEALC), expresó que “nos convocan a este Encuentro la incertidumbre y el caos que signan todavía (aunque cada vez con menos aliento y perspectiva, al menos en nuestra región) la economía global bajo el rótulo del neoliberalismo… Los pueblos de Nuestra América han visto acentuarse, con el experimento neoliberal, el caos de su dependencia, las asimetrías y la descapitalización.”

Más adelante agregó que “estamos asistiendo al reciclaje humano más pavoroso: los poderosos, intentan reavivar sus vigores a costa de la exclusión y el holocausto.” Por su parte, Esther Aguilera Morató, vicepresidenta de la ANEC, remarcó que al Encuentro “concurren personas que desde distintas ópticas -neoliberales, neoclásicos, neokeynesianos, estructuralistas, marxistas- expresan sus criterios sobre cómo impulsar el desarrollo en condiciones de globalización”.

Hacia un cambio imprescindible

La FELAP, junto a la UTPBA, presentó en el VIII Encuentro Internacional de Economistas, un escrito agradeciendo la invitación y expresando su opinión sobre la realidad y la necesidad de actuar desde la comunicación y el periodismo contra un sistema injusto. Aquí algunos párrafos de nuestro mensaje: “El modelo de concentración de poder económico, con exclusión social, lleva la marca del desarrollo capitalista imperialista.”

“No alcanza con la voluntad política de cambio, se requiere de una construcción político-social capaz de provocar y garantizar el cambio.”

“En la lucha de ideas y en el reto de construir poder popular para la transformación, creemos imprescindible considerar a la comunicación como uno de los campos de batalla estratégicos.”

“La UTPBA y la FELAP se ponen a disposición para avanzar en la creación de mejores canales de difusión de las ideas y la capacitación económica de los comunicadores… La economía no debe ser más, como pretendían -y pretenden- los neoliberales, un coto exclusivo de ;técnicos y especialistas’ o de ‘los que saben’.”