>> “Sin flexibilización laboral”

De acuerdo a la Ley General del Trabajo, la rebaja de salarios implica un despido indirecto, de modo que los afectados con una medida de ese tipo podrían reclamar el pago de sus beneficios sociales y, asimismo, su recontratación en condiciones distintas, casi siempre peores.

Con los nuevos contratos los periodistas -de acuerdo a la ley civil y mercantil- carecen de vacaciones, del pago por horas extraordinarias, descanso dominical y antigüedad.

“No hay flexibilizacion laboral” pero las medidas contrarias a los trabajadores son ejecutadas mediante “contratos de trabajo”, bajo las reglas del Código de Comercio. Guardar silencio es una obligación adicional de los que firman estas condiciones.

>> Inestabilidad laboral

El gobierno neoliberal de Víctor Paz Estensoro (MNR, 1985) impuso la “libre contratación” o despido de trabajadores sin previo aviso. Ahora, se espera que el gobierno de Evo Morales suprima, sin más trámite, esa norma.

Un estudio difundido en La Paz dio cuenta, hace tres años, que el 20 por ciento de los periodistas se encontraba desocupado. Hoy ese número es superior.

Algunos redactores han sido contratados como “consultores” por un año, después de lo cual quedan cesantes.

Otra práctica corriente es la contratación de un trabajador de la prensa por tres meses, menos un día (período de prueba de acuerdo a ley laboral). Después de un tiempo de descanso son recontratados por otros 89 días; con lo que se mantiene una cadena sin fin. De esta forma, los patrones evitan que el contrato de trabajo adquiera plazo indefinido.

>> Censura y autocensura

Aunque en voz baja, hay redactores que admiten que se practica la censura en los medios, a través de distintos métodos.

Asimismo, es frecuente la autocensura. “Me da vergüenza decirlo, pero si no hacemos eso (autocensurarnos) nos quedamos sin avisos publicitarios”, confesó hace poco un periodista, director de un programa deportivo en La Paz.

>> Nuevo escenario

Sin embargo, tanto en nuestro gremio como en otros, existe expectativa por el proceso político y social en que se encuentra el país.

Este proceso es impulsado por el gobierno socialista del Presidente Evo Morales, con la finalidad de cambiar las actuales reglas de juego (política neoliberal) que en 20 años de vigencia provocaron daños no sólo a los trabajadores, sino también a los empresarios, según afirman sus representantes. Los trabajadores de la prensa, participaron y participan activamente de este proceso.