La misión periodística es defender la Humanidad amenazada

Santo Domingo, 10 abr (PL) El desafío actual es muy grande, pues se trata de construir organizaciones de periodistas alrededor de ideas en defensa de la Humanidad y contra el proceso imperialista que termina con ella, afirmó Juan Carlos Camaño.

El presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP) subrayó, en entrevista exclusiva con Prensa Latina, como tarea esencial hacer conciencia a los comunicadores que está en juego no ya la profesión, sino la vida de los seres humanos.

Es un año muy particular para nuestra organización, en virtud de que cumple el próximo 7 de junio el trigésimo aniversario de su nacimiento en 1976, apunta este argentino de barba entrecana y fluido hablar.

También es un aniversario muy importante, enfatizó, porque en estos tiempos tenemos grandes desafíos, retos y temas muy preocupantes como los que tienen que ver con las agresiones, amenazas y asesinatos de comunicadores.

Este elemento, acotó Camaño, se ha combinado con un proceso de 30 años de aplicación de políticas neoliberales, que algunos definen como un modelo nefasto y otros decimos que forman parte de un sistema igualmente nefasto.

Y como consecuencia de ello, y de la aplicación de políticas en el campo económico, social y cultural, denunció, tenemos una América Latina en estado de emergencia total.

En esa realidad, quienes procuran decir la verdad y revelar la perversidad del neoliberalismo que agobia a millones de personas, son los más perseguidos. Desde 1966 a esta fecha, reveló el principal dirigente del gremio en la región, han desaparecido o fueron asesinados más de 800 periodistas solamente en América Latina.

Este es un dato dramático, y a veces nos causa gracia o indignación que la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ponga el dedo acusador sobre Cuba o Venezuela, cuando en ninguno de los dos países se ha matado a un comunicador.

Sin embargo, respondió, no hacen mención de los asesinados o desaparecidos en otros países, donde como en el caso de Argentina durante la dictadura militar desaparecieron casi 120 miembros del gremio de la prensa.

Lo que acompaña a estos procesos de "mafiatización" del poder es la impunidad, que sigue siendo el caldo de cultivo a partir del cual se siguen fomentando más crímenes, más amenazas y más agresiones.

No hay prácticamente un solo caso de periodista ultimado en el Continente donde haya podido ser descubierto el autor intelectual e incluso en muchos casos, los autores materiales.

Aquí mismo en República Dominicana, recordó, hay crímenes que llevan ya 31 años sin que se diga una palabra sobre quienes fueron los autores.

México se ha convertido, lamentablemente, en el puntero en esta lista y desde 1983 a esta fecha llevamos casi 60 miembros del gremio masacrados, pero muy poco se sabe de esa realidad, comentó el presidente de la FELAP.

Estamos diciendo, enfatizó, que en apenas 20 años ya van 57 comunicadores mexicanos muertos y dos desaparecidos. Este año del trigésimo aniversario tenemos también otras preocupaciones muy serias a las cuales hay que ligar un fuerte desempleo en toda la región, señaló.

Entre ellas, denunció, que casi un 30 por ciento del total de informadores están desempleados en América Latina y, en países como Nicaragua y Guatemala, hablamos del 70 y 80 por ciento de desocupación respectivamente.

También hay una situación muy grave en cuanto a salud en el sector, reveló. Las nuevas tecnologías y las competencias entre monopolios y oligopolios de la comunicación, crean un estado de estrés permanente y derivan en nuevas patologías.

Muchas de estas patologías profesionales son graves, y una muestra de ello es que el promedio de vida de los periodistas es cinco años menor que la media del resto de la sociedad, afirmó Camaño como resultado de estudios realizados.

Esas muertes tempranas son consecuencia del estrés, las cardiopatías, desequilibrios psíquicos y otras patologías asociadas al desempeño profesional, agregó.

En medio de estas situaciones graves y complicadas, expresó, se encuentra una FELAP fortalecida en organización y en agenda de trabajo.

Vamos a cumplir los 30 años con una gran actividad en México, donde surgió, y allí nos encontraremos los pioneros y continuadores de esta lucha en defensa de la vida y del futuro.

Ante una pregunta de Prensa Latina, el dirigente gremial quiso dejar bien sentado que no se puede defender a libro cerrado a la corporación periodística, "porque hay quienes están en favor de un bando y otros que estamos en el otro bando".

Este es un problema de carácter ideológico, político, profesional y gremial, puntualizó, y agregó que nunca hace una defensa corporativa, sino procura establecer para qué está el periodismo y qué hace en una confrontación de tamaña envergadura.

En la actual coyuntura, apuntó, la potencia imperialista de este planeta, sin comparación histórica con nada similar en el mundo, está haciendo estragos y llevándose la Humanidad por delante.

Y, especifica, hay comunicadores que la acompañan en ese proceso, la alientan y ocultan verdades de acciones y crímenes imperiales, mientras otros nos enfrentamos a su prepotencia y accionar.

Por tanto, resume, esta es una batalla extraordinaria que debemos librar, congregando en nuestras filas a periodistas que tienen un compromiso ético, no sólo de carácter profesional sino también social.

Nunca, enfatizó Camaño, la FELAP y sus organizaciones hemos permanecido, como dice una consigna, ni ajenos, ni callados, ni neutrales, y mucho menos ahora que en nuestros pueblos hay un reverdecer.

Si bien no puede hablarse aún de una conciencia masiva, comentó, es evidente la necesidad de construir una alternativa al modelo neoliberal inhumano y abusivo, que no tiene salida y lleva a la Humanidad a un proceso terminal y dramático. arc/prl