JPEG - 11.9 KB

Según el DoE los inventarios de crudo bajaron 800.000 barriles en la etapa que finalizó el viernes 14 de abril, descenso mayor en 0,2% al de la semana anterior.

Pese a ello, apuntó, las existencias superan en 6,6% la cantidad acumulada en similar época del año 2005.

Los inventarios de gasolina, precisa, disminuyeron en 5,4 millones de tanques de 159 litros (2,6%), hasta 202,5 millones, frente a los 207,9 millones del periodo precedente.

Cedieron también las reservas de combustible para calefacción, en 2,8 millones de toneles, el 2,4%. El viernes 14 llegaban a 117,4 millones.

De este balance se excluyen la Reserva Estratégica estadounidense, unos 686,9 millones de barriles, 400.000 (0,1%) más que la semana anterior.

El API también reportó una fuerte caída en los inventarios de petróleo y derivados en Estados Unidos.

Según el reporte del ente privado, el crudo almacenado disminuyó en cuatro millones de barriles, mientras la existencia de gasolina se redujo en 3,3 millones y los destilados bajaron en 2,8 millones.

Estos informes tuvieron una inmediata repercusión sobre el mercado energético.

En el International Petroleum Exchange el barril del crudo Brent del Mar del Norte, de referencia en Asia y Europa, superó el día 19 por vez primera los 73 dólares, al cotizarse a 73,34 dólares.