JPEG - 10.8 KB

De un lado, precisó, están quienes quieren imponer el modelo de Monroe “América para los americanos” y los que siguen a Bolívar, quien vislumbró una gran unión del sur para lograr el equilibrio del universo.

Es la confrontación histórica de 200 años y la vamos a ganar los bolivarianos y sandinistas, afirmó Chávez en su programa dominical Aló Presidente, que contó con la presencia del candidato presidencial nicaragüense Daniel Ortega.

El primer mandatario venezolano resaltó asimismo la importancia de contar en ese enfrentamiento con el respaldo del pueblo estadounidense. Necesitamos a ese pueblo hermano en esta lucha, subrayó.

Chávez apuntó que Venezuela se retiró de la Comunidad Andina en defensa del proceso integracionista y nacional y apuntó que el camino del país con ese objetivo es ahora el Mercado del Sur (MERCOSUR).

Sin embargo alertó la necesidad de darle un carácter más social a esa agrupación integrada también por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, a la que -dijo- espera se puedan unir en el futuro Bolivia y otras nacionales de la región.

El camino nuestro debe ser el MERCOSUR, cada día mas social, no limitado al comercio. Hay que darle mayor contenido de integración, subrayó Chávez, quien dijo que esa es también la posición de los presidentes de otros países miembros.

El Jefe de Estado venezolano calificó de estratégica la salida de su país de la CAN para salvaguardar los intereses nacionales, incluyendo la producción agrícola e industrial de grandes, medianos y pequeños productores.

Advirtió que al firmar Colombia y Perú (otros dos integrantes de la CAN) tratados de libre comercio con Estados Unidos van a inundar con productos norteamericanos subsidiados a Colombia y sin aranceles esos artículos ingresarían a Venezuela.

Tomamos la decisión obligados por las circunstancias y Venezuela queda en libertad de tomar medidas de protección para defender sus intereses, no contra Colombia, sino contra el plan estadounidense de introducir los conceptos neoliberales.

Al respecto alertó que los tratados de libre comercio son un intento de aplicar el Area de Libre Comercio (ALCA) “por carambola”, luego del fracaso de ese proyecto promovido por Washington.