JPEG - 15 KB

El mandatario venezolano, en referencia a varios análisis negativos al respecto de cierta prensa, aseveró que "la reunión de hoy es un golpe al mentón a quienes juegan y jugarán siempre a nuestra división".Esta cumbre y sus conclusiones, opinó, le sale al frente a las especulaciones, a quienes están apostando a nuestra división.

Chávez dijo que también es una respuesta a quienes lo vienen haciendo desde hace 200 años, cuando Simón Bolívar convocó por aquí el Congreso Anfictiónico de Panamá para lograr la Unión de Repúblicas en la América Latina Caribeña.

Precisó que la cumbre cuatripartita, celebrada en la localidad argentina de Puerto Iguazú, puso nuevamente de relieve el tema del gasoducto transudamericano y anunció que para su lanzamiento habrá una reunión en Caracas en agosto.

Reconoció que el proyecto se había frenado un poco en los últimos meses, pero ahora (tras la reunión) avanza y está retomando velocidad.

Chávez coincidió con el mandatario argentino Néstor Kirchner en que ésta fue, si no la mejor, una de las mejores reuniones en las que ha participado luego de siete años de experiencias en una variedad de ellas con discursos interminables.

Fue (la reunión) sincera, franca, de la que salen cosas muy positivas, dijo y remarcó que -gracias a la soberana acción adoptada por Bolivia- se aceleró la incorporación de ese país al gasoducto del sur, que calificó de megaproyecto estratégico.

Dijo compartir con su par brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, que se trata del mayor propósito conjunto de América del Sur en 500 años, porque no hubo antes uno de tales dimensiones y perspectivas.

Reveló que en un encuentro trilateral en La Habana a fines de abril, le comunicó al mandatario Evo Morales la decisión adoptada en Sao Paulo de invitar a Bolivia a incorporarse de lleno a esta fase preliminar de elaboración conceptual y de ingeniería de ese proyecto.

Como resultado de esta decisión y aceleración, dijo, le estamos entregando aquí la carta firmada por nosotros tres (Lula, Kirchner y Chávez) de invitar a Bolivia y ya él nos adelantó que sí, que Bolivia se incorporará plenamente al proyecto de gasoducto del sur.

"Yo pondría, por encima de cualquier otra dificultad, ese proyecto", remarcó Chávez, quien elogió también otros aspectos surgidos en la cumbre de hoy, que calificó de muy buenos.

Entre ellos, mencionó las garantías del suministro de gas por Bolivia a todos los países vinculados.