JPEG - 11 KB

Es la primera ocasión en que el candidato de la izquierda encabeza un sondeo sobre las preferencias electorales, todo esto a pesar de los dólares entregados por EE.UU. a los sectores de centro y extrema derecha, para impedir que Ortega llegue a la presidencia. Antes lo habían hecho los candidatos Eduardo Montealegre, de la Alianza Liberal Nicaragüense/Partido Conservador (ALN/PC), y Herty Lewites, del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), ambos disidentes de partidos tradicionales y los principales de Nicaragua, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que lidera el ex presidente y actual convicto por corrupción, Arnoldo Alemán, y el FSLN, dirigido por Ortega, respectivamente.

La encuesta de Borge y Asociados -que acertó al predecir los triunfos de Barrios de Chamorro, de Alemán y del actual presidente, Enrique Bolaños- asigna a Ortega un 28% de la intención de voto, mientras que Montealegre obtiene un 26,5%. En el sondeo de marzo pasado, esta misma firma daba a Montealegre un apoyo del 27,4%, mientras que adjudicaba a Ortega un 25%.

En tercer y cuarto lugar se sitúa el candidato por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), José Rizo (ex vicepresidente de Bolaños), con un 17,1%, así como Herty Lewites, del MRS, con un 14,8%. Y casi en último lugar, el legendario ex guerrillero y luego mercenario Edén Pastora, candidato del partido Alternativa Cristiana (AC), cosecha el 1,3%.

Los representantes de la empresa encuestadora aseguran que el sondeo se ha realizado en todo el país entre el 5 y el 12 de mayo. Las elecciones generales en Nicaragua se celebrarán el 5 de noviembre próximo y en ellas se elegirán 90 diputados nacionales y 20 del Parlamento Centroamericano (Parlacen), además del presidente de la nación.

A medida que la fecha de las elecciones se acerca, la lucha política se agudiza. Washington está invirtiendo miles de dólares e interviniendo descaradamente para lograr la unidad de las fuerzas de centro y extrema derecha, pero a favor de Montealegre, quien fue ex canciller y ex ministro de Hacienda de Bolaños. Daniel Ortega, repudiado por Estados Unidos, ha tenido que enfrentar una brutal campaña del terror y una serie de amenazas de ese país si llega al poder. El líder sandinista encabezó en 1979 el derrocamiento de la dictadura de Anastasio Somoza y lideró la Revolución Popular Sandinista hasta 1990.

Fuente
Porlalibre
Medio electrónico editado por Paulina Castro Cerruti