Si no fuera amigo y colega, o colega y amigo, para el propósito de este mensaje, el orden importa poco, de Raúl Wiener, querellado por una demanda millonaria por el dueño del diario Expreso, no solicitaría tu respaldo solidario a esta declaración principista en legítima defensa de un hombre de prensa amenazado por el poder episódico, singular, sospechoso, de quien, por ser accionista mayoritario o único de un diario capitalino, se cree intocable, ajeno a la fiscalización de genuinos periodistas como el actor principal, el demandado Wiener, y obran en la expectativa que la coerción monetaria y la vulgaridad crematística pueden yugular la insobornable vena informativa de un estudioso honesto.

No sólo eso. Detrás de las ucronías, de suyo ricas y también lógicas formuladas por Wiener, hay sospechosas coincidencias, barruntos que merecen aclaración y maniobras que estarían por descubrirse y en las que hay, ¡qué duda cabe! la poderosa mano de don Dinero, encubridor miserable de todos los entuertos, trapisondas y actos delincuenciales que hay en los pagos de este gran país nuestro Perú tan rico en ladrones de cuello y corbata y tan huérfano de verdaderos hombres y mujeres de Estado.

¡Es hora de mostrar apoyo y un respaldo militante a la prensa marginal como dijera de nosotros un día César Hildebrandt! Los periodistas que estamos y batallamos en Internet, porque no nos dejan salir a flote, o por malos o demasiado punzantes, también peleamos con verdades de a puño, limpieza acrisolada e insobornable determinación de hacer del Perú madre y no madrastra de sus hijos, y de los hijos de nuestros hijos.

Ruégote, pues, firmar, esta sencilla nota que en ello va un mensaje profundo, una señal de alerta y un campanazo que advertirá muy mucho a los mandones y caporales que el poder tiene en el país, que Raúl Wiener NO está solo.

Herbert Mujica Rojas DNI No. 06262305


En defensa de la libertad de opinión y del rol fiscalizador de la prensa

Los suscritos, creyentes en la libertad de opinión y en la necesidad de que en el Perú se desarrolle un periodismo fiscalizador serio y realmente independiente, reconocemos la labor que por muchos años ha venido desarrollando el periodista independiente Raúl Wiener Fresco, autor de numerosos libros de investigación de la realidad peruana e incansable participante de los principales debates nacionales.

Nos preocupa, por ello, seriamente, la intención contenida en la demanda por difamación agravada planteada por el propietario y director del diario “Expreso” contra el citado hombre de prensa por haber señalado la, por lo menos, extraña conexión, entre la campaña de dicho medio para la inmediata concesión del Aeropuerto de Pisco a postores privados, y el hecho que uno de los precalificados para la apertura final de sobres, sea una empresa de la que el propio señor Luis García Miró Elguera fue presidente de directorio, cargo que hoy ocupa uno de sus hijos.

El país reclama que los vínculos entre el Estado, los medios y los negocios privados sean transparentes y fiscalizables, por lo que no puede aceptarse que se quiera penalizar la investigación independiente, máxime si el requerimiento de dar a conocer los descargos del señor García Miró se cumplió ampliamente cuando se publicó por el mismo medio en que habían aparecido los artículos iniciales, las rectificaciones pertinentes, en su integridad, sin menoscabo del derecho de insistir en los asuntos de fondo de la investigación periodística. Estamos en conocimiento que la pretensión del demandante García Miró Elguera es una reparación civil de 3 millones 500 mil soles, el embargo de los bienes del periodista Wiener hasta por ese monto, la imposición de un impedimento de salida del país y la prohibición para seguir opinando sobre la concesión del Aeropuerto de Pisco y los intereses que se mueven en torno a ello. Indudablemente se trata de un intento de silenciamiento e intimidación, que rechazamos de manera categórica. Es inaceptable que los periodistas no puedan fiscalizar a los propietarios de los medios, que se consideran intocables, a pesar de la oscura trama de sus intereses entrecruzados con el poder económico, que se ha hecho tan evidente en la última campaña electoral.

Nos solidarizamos a su vez con el periodista Raúl Wiener Fresco y llamamos a adherirse a este pronunciamiento de afirmación en los principios de que sin libertad de opinar y sin derecho a fiscalizar, no existe democracia en el Perú, ni en ninguna parte.

Lima, 12 de junio de 2006

Nombre y DNI (enviar directamente a Raúl Wiener [email protected]) …………………..

hcmujica.blogspot.com