El 25 de mayo, Norex Petroleum, una compañía petrolera chipriota con accionistas canadienses, inició un proceso judicial ante una corte de justicia estadounidense contra la compañía petrolera rusa Alpha Group, que es acusada de fraude y desvío de fondos.
Esto podría volver aún más tensas las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, pero podrían verse sobre todo las acciones de Alpha Group como señales de lo que los inversionistas extranjeros deben esperar del régimen cada vez más autoritario de Vladimir Poutine->http://www.voltairenet.org/auteur53...] en materia de economía. Este, sin dejar de hablar de «seguridad energética», no deja de aumentar el peso del Estado ruso en la economía internacional del gas y el petróleo, y ello despreciando la ética del mundo de los negocios. Mientras que las ganancias obtenidas sean invertidas en Rusia, poco le importa al Kremlin si fueron obtenidas legalmente. Los dirigentes de Alpha Group no dejan de alabar la acción del presidente Putin y pueden contar con su apoyo para llevar a cabo acciones dudosas. Así, Alpha comerció petróleo con Irak, pero también con Cuba.

Fuente
Washington Times (Estados Unidos)
Propiedad del reverendo Sun Myung Moon (Iglesia de la Unificación).

«Russian roulette», por Rachel Ehrenfeld y Alyssa A. Lappen, Washington Times, 1ro de junio de 2006.