Fueron más de cuatro horas de reflexión, ideas, desafíos y propuestas. Fue también una tarde de reencuentros e intensas emociones. Las butacas del salón se fueron llenando rápidamente y hubo que abrir paso al segundo piso para acoger a un público diverso, mayoritariamente joven, estimado en 500 personas. Se sentía en el ambiente la satisfacción, la emoción de comprobar que "somos mucho más que dos", como dijo al final del encuentro Manuel Cabieses, aludiendo al poema de Mario Benedetti.

JPEG - 15.6 KB

Participaron estudiantes de al menos seis liceos y colegios de enseñanza media, de doce universidades -incluyendo la de Valparaíso y dirigentes de federaciones-, de preuniversitarios. También, integrantes de centros culturales y colectivos, trabajadores y dirigentes sindicales y gremiales, mujeres, adultos mayores, diversos profesionales, artistas, ex presos políticos, exiliados peruanos, trabajadoras sexuales, transgéneros y travestis, militantes y dirigentes de un amplio espectro político de Izquierda, miembros de instituciones cristianas y evangélicas. Y no sólo procedían de las comunas de la Región Metropolitana, también hubo compañeros de Arica, Antofagasta, Valparaíso, de la Región del Maule, de Concepción y Los Angeles.

No faltaron los asistentes destacados. En primer lugar, los embajadores de Cuba, Alfonso Fraga, y de la República Bolivariana de Venezuela, Víctor Delgado. Junto a ellos, Fernando García Bielsa, consejero político de la embajada de Cuba, Cris González, encargada política de la embajada venezolana, y los compañeros José Arbesú y Néstor León, del departamento de relaciones internacionales del comité central del Partido Comunista de Cuba. La delegación venezolana que acompañó al diputado Nicolás Maduro, presidente de la Asamblea Nacional y expositor en este seminario, estuvo integrada por Aurora Morales, jefa de relaciones internacionales del Movimiento V República (MVR); la diputada Cilia Flores, jefa de la bancada del MVR en la Asamblea Nacional; los diputados Elvis Amoroso, Darío Vivas, también dirigente nacional del MVR, y Rodrigo Cabezas, presidente de la comisión de finanzas de la Asamblea Nacional; Nahir González, secretaria de la juventud del MVR, y los compañeros Camilo Crespo y Elsa de Gouveia. Se destacó, además, la presencia de Jacques Chonchol, ex ministro del gobierno de Salvador Allende, y Carmen Lazo, dirigenta histórica del Partido Socialista.

Llegó la hora

Con el "Himno a la alegría" se dio inicio al seminario. Manuel Cabieses, director de Punto Final, saludó a los participantes y agradeció "la fraternal amistad que nos une, una relación que en estos días en que se cumplen 40 años de la fundación de la revista se manifiesta con fuerza y solidaridad en mensajes, saludos y gestos solidarios". En forma especial dio las gracias a los expositores, "a los hermanos de Venezuela, Cuba y Brasil que vienen a compartir con nosotros sus experiencias de lucha y a informarnos qué se discute en sus países sobre el socialismo del siglo XXI". Expresó que este seminario "posiblemente abra nuevas perspectivas de trabajo que permitan explorar más a fondo el renaciente interés por el socialismo, que ya se manifiesta con mucha claridad en otras latitudes". Agregó que la intención es realizar un segundo seminario a comienzos del próximo año con expositores de otros países latinoamericanos. "En Chile hay mucha ignorancia y desinformación sobre las luchas de los pueblos de América Latina y el Caribe", agregó. Anunció que la idea de PF es continuar realizando foros en diversos lugares del país a partir del segundo semestre de 2006, con el objetivo de debatir un proyecto socialista para Chile.

"Creemos que ya ha llegado la hora de volver a hablar de socialismo en Chile. Ya es tiempo -y es también una necesidad- de replantear propuestas socialistas en nuestro país. Hay que reivindicar el socialismo, como programa de salvación de la humanidad ante la devastación planetaria y la salvaje deshumanización del capitalismo". Agregó que Punto Final, como tribuna del pensamiento revolucionario, puede contribuir a generar un proceso de recreación de la alternativa socialista, que es en sí misma una tarea de los partidos, organizaciones sociales, centros de estudios, etc.

Los expositores

Alvaro Ramis, exponente de la vertiente cristiana de la Izquierda chilena y como representante de las nuevas generaciones, inició la ronda de intervenciones. Ramis es teólogo, investigador del Centro Ecuménico Diego de Medellín, coordinador de la Red Chilena de Objeción de Conciencia y ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc).

Luego fue el turno del abogado brasileño Plinio de Arruda Sampaio, fundador del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, ex diputado y asesor del Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra (MST). Partió recordando que en sus tiempos de exiliado en Chile, entre 1964 y 1970, leyó el primer número de Punto Final, "de modo que para mí es una publicación muy querida", dijo. Agregó que por primera vez hablaba a nombre del MST. "Me han pedido que viniera para traer una palabra de solidaridad, de amistad, de latinoamericanismo" y también expresó su emoción "porque esta platea, con los viejos guerreros que veo acá, con su pelo blanco, y esta juventud que llena el salón, es realmente un símbolo de que nuestra lucha no fue en vano, y que nuestra palabra no se sembró en el desierto".

En seguida habló Tubal Páez, diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) y vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap). La última intervención correspondió a Nicolás Maduro, presidente de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela y uno de los fundadores del Movimiento V República (MVR), quien se inició en la lucha social y política como dirigente estudiantil y luego, como dirigente sindical del Metro de Caracas. Al término de las exposiciones, que reproducimos en las páginas siguientes de esta edición, hubo preguntas de los asistentes.

Distinción cubana a PF

El director de PF, Manuel Cabieses, recibió en este evento la Distinción Félix Elmuza, medalla conferida por el Consejo de Estado y la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) a periodistas cubanos que se han destacado en el ejercicio de un periodismo de lucha. En contadas ocasiones se ha entregado a profesionales de otros países.

Félix Elmuza fue un periodista radial de la llamada "generación del centenario", movimiento de jóvenes que en 1953 rescató la memoria de José Martí en el año del centenario de su nacimiento. Elmuza fue uno de los expedicionarios del yate Granma. Apresado por las fuerzas represivas del dictador Fulgencio Batista, a sólo unos días de haber desembarcado en tierra cubana para iniciar la lucha contra la tiranía, fue asesinado.

Al momento de entregar esta distinción, Tubal Páez señaló: "Quiero aclarar que no traigo un regalo. El regalo lo están dando ustedes con la asistencia a esta convocatoria, que es también un síntoma de los tiempos. Se ha dicho que el socialismo era una ’mala palabra’. Parece que en Chile y en el mundo cada día somos más los mal hablados. Yo quisiera prender en el pecho del compañero Manuel Cabieses una condecoración que él honra, porque nunca ha dejado de ser un periodista que defiende la verdad. En este caso… un periodista mal hablado".

Por su parte, el director de PF agradeció la condecoración destacando que "es un premio a la revista que a mí me toca dirigir y, por lo tanto, es para todos los que hacemos esa publicación y a los que, como ustedes, responden a nuestras invitaciones, llamados y convocatorias. Lo llevo yo, pero es un premio que pertenece a todos nosotros"

En esta edición impresa se publican los textos completos de las ponencias presentadas al Seminario El Socialismo del Siglo XXI