El operativo, ordenado por la Justicia a partir de una denuncia del Comité Federal de Radiodifusión (COMFER) fue ejecutado en el mediodía del pasado miércoles 5.

Según la denuncia de los periodistas que integran el staff de la radio, los ejecutantes de la orden se llevaron todos los equipos pese a que los responsables de la emisora exhibieron la documentación relativa al Permiso Precario Provisorio (PPP) otorgado por el COMFER, que la habilita para funcionar.

La UTPBA viene realizando un intenso plan de acción a favor de la continuidad de todos y cada uno de los medios regionales y zonales, especialmente las emisoras AM y FM que funcionan en distintas localidades y provincias de la Argentina.

Según un relevamiento realizado por la entidad, de manera directa e indirecta, más de 50 mil personas trabajan o están relacionadas con las pequeñas y medianas emisoras.

En el II Congreso Mundial de Periodismo y Comunicación, realizado en noviembre de 2005, del que participaron más de 6 mil comunicadores sociales, se resolvió intensificar el plan de acción en defensa de los medios regionales, por la distribución equitativa de la publicidad y por el debate colectivo de una nueva ley de radiodifusión, dado que hasta el momento sigue vigente la sancionada por la dictadura militar.

La UTPBA considera que decomisar equipos e impedir la salida al aire de estos medios es violar el derecho a la información, la libertad de trabajo y una clara intención de continuar con el proceso de concentración comunicacional.