Entonces el ciudadano que escucha la FM 105.1, por ejemplo, tiene tanto derecho de tener la información como el que escucha radio Mitre, Continental, Radio 10 o las grandes radios nacionales. Me parece que se está discriminando al ciudadano principalmente.

Esto es más que una forma de perjudicar al medio económicamente, en realidad están perjudicando a la gente más sencilla y humilde, que es la que escucha ese tipo de radios y que no tiene otra información.

Lo importante de la pauta publicitaria también es que se pueda mantener la libertad de decir lo que se quiere.

Habitualmente vemos que en los grandes medios, cuando reciben pautas publicitarias del Estado, están absolutamente condicionados. Y algunos medios que hasta hace unos años atrás decían que un presidente era maravilloso, ahora por las pautas publicitarias tienen que defenestrar a ese mismo presidente que tanto elogiaban. Entonces eso lo que hace también es desvirtuar la libertad de prensa.