JPEG - 22.1 KB
El cuerpo deun niño muerto por los bombardeos israelíes sobre los civiles.

NACIONES UNIDAS, 2 de agosto.— Al menos 177 niños han sido asesinados en el Líbano debido a los ataques israelíes, y las inocentes víctimas infantiles constituyen una tercera parte de los 3 000 heridos ocasionados por los criminales bombardeos, según cifras de las Naciones Unidas.

"Los disparos con armas deben detenerse", señala un comunicado de Radica Coomaraswamy, la representante especial de la ONU para la cuestión de los niños y los conflictos armados, quien condenó duramente los ataques contra civiles, especialmente los niños, desde que el conflicto en el Líbano estalló el 12 de julio pasado.

A pesar de que la infantería de Israel lanzó el miércoles su ataque más profundo contra el territorio del Líbano, y sus bombardeos aéreos mataron al menos a 15 civiles, la milicia Hizbolá respondió lanzando la cifra récord de 210 cohetes contra territorio israelí.

Granma Internacional