El mencionado señor ostenta una larga lista de ejecución de actos terroristas y de acciones de desinformación contra la Revolución Cubana que justifican los millones de dólares otorgados por la United States Agency for International Development (USAID) y la National Endowment for Democracy (NED).

En el caso de los fondos de la USAID aunque resulte increíble, ese dinero ha sido oficialmente incluido en el presupuesto del Gobierno de Estados Unidos, destinado a promover la “transición rápida y pacifica hacia la democracia” en Cuba. ¿Hasta donde tiene derecho la camarilla de Bush para pagar mercenarios y alentar la subversión en mi país?

Orlando Gutiérrez-Boronat, presidente del llamado Directorio Revolucionario Cubano, es una marioneta del pensamiento hegemónico del Gobierno de EE.UU. hacia Cuba. El grupo que dirige recibió en el 2000 más de 1,1 millones de dólares para sus actividades de desinformación, y de involucrar a Cuba con el terrorismo internacional para justificar una agresión. Ahora cuando el comandante en jefe Fidel Castro se encuentra en estado convaleciente y luego de delegar constitucionalmente sus poderes, de forma provisional, Boronat, tiene el descaro y la desfachatez de anunciar que en la isla hay pugnas y divisiones en la alta dirección de la revolución y que él mismo esta dispuesto a venir a Cuba. ¿Querrá ser gobernador al estilo de Iraq?. Los cubanos buenos de verdad, sabemos la historia completa de Orlando Gutiérrez y es muy útil que se conozca en todo el mundo.

El Directorio Democrático Cubano nació de la mano de la USAID (United States Agency for Development) y la NED (National Endowment for Democracy) que durante el ano 2002 le aportaron el 89 % de su presupuesto. Las pruebas al respecto las aportaron los periodistas norteamericanos Jim Cason y David Brooks, que no fueron desmentidos. Sus máximos dirigentes son Javier de Céspedes, Orlando Gutiérrez Boronat y Janisset Rivero Gutiérrez, tres fanáticos anticastristas estrechamente vinculados a la mafia cubana de Miami.

Gutiérrez Boronat es un ex integrante de la Organización para la Liberación de Cuba, acusada de múltiples actividades terroristas dentro y fuera de la isla. Desde hace tiempo encabeza una campaña destinada a demostrar los vínculos de Cuba con el terrorismo internacional. Casualmente, es el argumento esgrimido por los halcones norteamericanos que propiciarían una agresión a la Isla.

Orlando Gutiérrez Boronat es un producto genuinamente nacido de la mentira, para engañar y vivir del objeto social del soborno. Con etiqueta norteamericana piensa ahora que llegó el momento esperado para tomar posesión de cargos en Cuba. Cuanto más bajo y ruin piensa y actúa el ser humano más ambición acumula. Su hoja de servicio está plagada de traición y terror y por muchas conferencias que ofrezca jamás se quitará el manto de siete mecino y muchos menos podrá engañar al mundo con sus historias llenas de falacia.

En Cuba hay tranquilidad, no deseamos recetas bananeras, la cultura política del pueblo es muy elevada y sabemos apreciar donde están los peligros y localizar siempre a los traidores. De antemano Mister Gutiérrez le aseguro y le repito el titular que encabeza este articulo. Se desmoronan los sueños de Boronat.