El jueves pasado, el Poder Ejecutivo observó la llamada LEY DE ELIMINACIÓN DE LA RENTA BÁSICA DEL SERVICIO DE TELEFONÍA FIJA, y se dispone a “negociar” el mismo Ejecutivo con la compañía. ¿Porqué negociar? El propio Alan García dijo en su campaña que esos problemas hallaban su solución por mero decreto presidencial y que la renta básica no se encontraba en el contrato. Hemos visto que unos cuantos oligarcas eran directores de Telefónica del Perú, por lo tanto se beneficiaban de los negocios con la renta básica. Esperaremos a ver los cambios en la nomina del directorio de Telefónica del Perú y esos resultados ya no nos sorprenderán.

¿Preocupación por los más pobres?

¡Una gran mentira! Los accionistas A1 de Telefónica del Perú, son: la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, La Caixa 6.6 y el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, S.A. 5.1 reciben de todas las empresas del grupo Telefónica esparcidas por el mundo, como 20 mil millones de soles en un año debido a “préstamos que hacen a sus empresas satélites”. Telefónica del Perú es un instrumento de saqueo financiero cuyos métodos son denunciados por Alan García en su libro El desarme financiero. ¿Se olvidó García de su tono antimperialista?

No contentos con deberse a sí mismos, también se pagan a sí mismos, por gastos por administración que Telefónica del Perú paga a Telefónica de España, que son como 2 mil millones de soles anuales. Como se verá, es un platal que sale del país para alimentar a las oligarquías supranacionales, y ese es el botín que muchos grupos de poder, sea el económico y el político desean probar, aunque sea degustando una parte de la torta. Mientras estos grupos negocian la plata del pueblo, un organismo como Fitel tiene menos dinero que el que debería.

¿Qué es Fitel?

Existe un organismo llamado Fitel -Fondo de Inversión en Telecomunicaciones- el cual es “en Perú, el fondo destinado a la provisión del Acceso Universal a las telecomunicaciones. Fue creado mediante el Texto Único Ordenado de la Ley de Telecomunicaciones (D.S. N° 013-93-TCC del 6 de mayo de 1,993), como un mecanismo de equidad que financie la provisión de servicios de telecomunicaciones en áreas rurales y lugares considerados de preferente interés social” Es decir, es el que pone las líneas telefónicas a las zonas pobres y olvidadas del país.

Telefónica sólo da apenas 1% de todo lo que vende, es decir por cada 100 soles sólo da un sol a lo pobres para telefonía, mientras destina 75 para su matriz en España; el año 2002 recibía por ventas netas 3 mil millones de soles, y declaró por utilidades sólo 31 millones de soles ¿tan poco gana?. Lo que sucede es que la verdadera ganancia esté en el debe y no en el haber, Telefónica del Perú ha pagado por préstamos y similares, 56 millones de euros, mientras el monto del 1% es justamente lo que Telefónica dice que son sus utilidades.

¿Cómo es esto de deberse a sí mismo?

El dinero se va por dos lados. Uno, los gastos de administración y el dinero que Telefónica se presta a sí misma, según el vademécum de la Bolsa de Valores, Telefónica gana en ventas netas del 2001, 3 mil doscientos millones de soles, pero paga a Telefónica de España (es decir a sí misma, por gastos de administración 2 mil 300 millones de soles, y según el Informe anual de gobierno corporativo 2005 de Telefónica de España (página 26), por préstamos, recibe un equivalente aproximado a 200 millones de soles, es decir, gana aproximadamente 2 mil 5oo millones de soles anuales, en buena cuenta: se llevan las ¾ partes de toda la ganancia para España. ¿Puede haber algo para los pobres así? Es lógico que esta demagogia de apelar a los más pobres para eliminar la renta básica es una farsa.

¿Son imparciales los funcionarios públicos?

Es imprescindible y revelador saber que Verónica Zavala fue Directora de Proyectos PROMCEPRI, es decir, supervisó la privatización de las telecomunicaciones del país, el rubro de Telefónica. Por su parte el ministro de Economía, Luis Carranza, fue gerente de estudios económicos del Banco Continental, que tiene como socios a los Brescia (dueños de AFP Horizonte) y al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, accionista de Telefónica del Perú. En suma, Telefónica está dominada gerencialmente por sus ex jefes y como sabemos esto forma un círculo o argolla cerrada: de la administración privada pasan a la pública y viceversa, pero para eso deben de “portarse bien” con el libre mercado.

Estos dos ministros son, por encargo del presidente García, los “negociadores” con Telefónica del Perú en este sonado caso de la renta básica.

¿Hay renta básica en el contrato?

En verdad lo que dice el contrato es lo siguiente: “prestación de la conexión del servicio de telefonía fija local será facturada en base a una renta mensual”. No habla de renta básica en el sentido de un pago fijo que se deba entregar se haya o no consumido el servicio. Sólo habla de la conexión del servicio, es decir cada vez que me conecto al llamar a alguien, más claro que el agua no puede estar.

La renta básica no es sino un tributo de tipo colonial que los oligarcas idearon y adaptaron de otros sitios para seguir viviendo de los demás.

Además, la ley de ese entonces decía en su artículo 5 del decreto legislativo 702 “las telecomunicaciones se prestan bajo el principio de servicio con equidad”; es decir, pagas lo que consumes, si consumes por 20 soles, eso es lo que pagas. Si estás en línea 70 ó 40, pero llamas menos que ese monto, debes pagar sólo lo que has consumido. En base a este criterio debe interpretarse este contrato. Además la palabra renta básica recién aparece en unas resoluciones administrativas de Osiptel, la 012-97 y 007-98, por lo cual es al revés. La renta básica es algo que no está en el contrato y debe ser eliminada.

Lo que sucede es que parte de la jugosa torta de más de 2 mil millones de soles que se pueden ir en consultoras jurídicas en nuestros grandes doctos (aproximadamente de 10 mil dólares cada una), y gastos de administración en caso de reinsertarse a los directores de la casta oligárquica y demás favores son cosas que a muchos “honorables” inescrupulosos les ameritan mentir en contra del pueblo, por más migajas que saquen para ellos es mucho.

¿Más cobertura y más acceso al servicio?

Según informó el congresista Lescano, el día jueves en La Ventana Indiscreta (palabras de verdad que causaron mayúscula incomodidad a Cecilia Valenzulea y a la ministra Verónica Zavala), medio millón de peruanos abandonó el servicio de telefonía fija, pues no podían cubrir los pagos de renta básica. Es decir, el efecto es contrario, es mentira que la renta básica sirva para ampliar la cobertura a los más pobres.

Existen 2 millones de teléfonos fijos, lo cual no significa la misma cantidad de peruanos, sino de familias peruanas, es decir 8 millones de personas, es decir 30% de compatriotas, por lo tanto el congresista de la derecha peruana Galarreta tergiversa la información en su defensa de Telefónica del Perú en el discurso del jueves 14 de septiembre del 2006 ante el Congreso.

Además Telefónica controla el 98% del mercado y pasando más de una década, la mitad de los distritos del país, carecen de teléfono, claro, si sólo da el 1% de sus ventas para extender el servicio en las zonas pobres y el 75% se lo lleva para España ¿Cómo va a querer expansión?

¿Qué hay detrás de la “solidaridad”?

Esos que dicen defender a la mayoría y están a favor de la renta básica, en verdad saben concientemente que no es así, que el problema es lo que se están llevando del Perú, al decir que quien más tiene, debe pagar por el que no tiene, en verdad es un argumento amañado. Ellos mismos saben que están mintiendo y también saben que son muy buenos para eso y tienen a una empresa que les podrá regalar algunas migajas de esos 2 mil millones de soles, de ahí su seguridad al engañar al pueblo peruano.

Telefónica del Perú por medio de sus voceros que son políticos mantenidos con nuestro dinero, le pide al pueblo sacrificarse por sus compatriotas, mientras esta empresa se levanta el país en peso y se lleva las ganancias para España con la complicidad de la casta oligárquica peruana. Así, la clase media que paga renta básica, se empobrece más y Telefónica y sus amigos se enriquecen más aún.

Congresista Galarreta: si usted dijo una vez que había vivido la pobreza, entonces no trate de crear más pobres asfixiando a la clase media que está en proceso de empobrecimiento, pídales a los financistas de los partidos políticos, ese 2% de rentistas que viven del pueblo. Total ¿no que nadie le puede romper la mano?

Los que más tienen sólo son menos de un 2% de la población que tienen de ingresos la quinta parte de todo el total del país, y además reciben por sus empresas y holding el tributo de los ingresos y usura que extrae del ingreso del 98% restante. Ese es el truco, los Wiese, Brescia, Romero, Benavides de la Quintana, Miró Quesada, García Sayán, Prado, Bustamante Olivares, Belaunde, Hoschschild, Ferreyros, esos son el 2% que recibe buena parte de la torta, que les pidan a ellos, porque tratan de engañar a la clase media en proceso de empobrecimiento mientras ellos no sueltan ni un centavo y mas bien permiten que se fuguen a los paraísos financieros de Miami y Gran Caimán.

Conciudadanos, en estos cinco años tendremos que acostumbrarnos a las ocurrencias de Alan García, alguien con distorsiones nerviosas y psicológicas ante los traumas ocasionados por la muerte del maestro Víctor Raúl. El origen de su seguridad pueril: cuando no está medicado, hace todo al “caballazo” y cuando toma obedientemente sus medicinas, se pone a “negociar”; pues son estos medicamentos los que le proporcionan la seguridad, hecho que la oligarquía pretenderá instrumentalizar en su propio beneficio.

http://ivanorech.blogspot.com http://groups.msn.com/DESPIERTAPERU/