JPEG - 25.7 KB

Tanto Irán como Corea del Norte forman parte del supuesto "eje del mal" decretado por Bush, integrado por supuestos colaboradores con el "terrorismo internacional".

El único personaje que se encuentra por encima de Bush en grados de peligrosidad en los cuatro países donde se realizaron las ecuestas, es Osama bin Laden. 87% de los británicos piensan que el líder de Al-Qaida representa un peligro grave o moderado para la paz mundial, comparado con 75% que piensan eso de George W. Bush y 69% que opinan eso sobre Kim Jong Il.

El estudio también reveló que 69% de los británicos opinan que las políticas de los EE.UU. han hecho del mundo un lugar menos seguro que antes del 2001, año de los ataques contra las torres gemelas de Nueva York y contra el Pentágono.

Sólo 7% de los británicos piensan que las políticas de Bush en Irak y Afghanistan, han ayudado a la seguridad en el mundo.

La encuesta, llevada acabo por la firma ICM, se realizó por teléfono en Gran Bretaña, México, Israel y Canadá.

62% de los canadienses y 57% de los mejicanos creen que el mundo se ha vuelto más peligroso como resultado de las políticas de los EE.UU.

Sorpresivamente, hasta Israel ha perdido confianza en las políticas de EE.UU. Según el estudio, sólo uno de cada cuatro israelíes piensan que Bush ha hecho del mundo un lugar más seguro. 36% de los israelíes piensan que Bush ha empeorado la seguridad mundial.

El estudio también reveló que 71% de los británicos, 89% de los mejicanos y 73% de los canadienes opinan que la guerra contra Irak no tiene justificación.

Los estadounidenses se preparan para las elecciones legislativas, donde se espera que el partido opositor a Bush, el partido Demócrata, retome contro de la mayoría en la cámara de diputados y de senadores. Los candidatos del partido de Bush han hecho grandes esfuerzos por distanciarse del líder estadounidense, por temor a que se les asocie con sus políticas que son cada día menos populares.

Fuente: Aporrea 3 de noviembre 2006.