JPEG - 17.6 KB

Ver artículo de presentación
_____________________________________________________

Sin tomar en cuenta importantes propuestas legislativas y decisiones de la Corte Suprema a lo largo de 2005, la polémica cuestión ha sido completamente ignorada como información de prensa hasta 2006 [1]. Y excepto la cobertura ocasional de Kudlow y Kramer en CNBC, hasta esta fecha (junio 2006) las cadenas de televisión continúan ignorándola [2].

La poca cobertura sobre este conflicto fue minimizada como una forma de regulación, pero en este caso el término "regulación" resulta un tanto engañoso. Los grupos que abogan por la "neutralidad en la red" no están promoviendo ninguna regulación en los contenidos del Internet. Más bien desean un mandato legal que obligue a las compañías de cable a otorgar acceso libre a sus líneas de cable, en la modalidad llamada “acuerdo de vehículo común” (en inglés, “common carriage”). Este modelo, ya usado para la Internet de discado manual, es el tipo de servicio que desean mantener los proveedores ISP. También desean asegurarse de que las compañías de cable no puedan suprimir o interrumpir los contenidos de Internet sin una orden judicial.

Los partidarios de la “neutralidad neta” dicen que ante la inexistencia de una regulación gubernamental sobre las compañías de cable éstas deben regularse por sí mismas. Los ISPs que puedan pagar más fuerte por el servicio tendrán derecho a utilizar las líneas del cable (haciendo el servicio Internet mucho más caro). Quienes puedan pagar más conseguirían un mejor acceso, dejando a un lado a quienes no puedan pagar. Las compañías de cable también podrían decidir filtrar a su antojo los contenidos de Internet.

Desde el lado de los partidarios de las compañías de cable alegan que han gastado mucho tiempo y dinero instalando líneas de cable y ampliando su velocidad y calidad [3]. Reclaman que permitir el libre acceso a los ISPs limitaría a las compañías de cable la capacidad de recuperar sus inversiones y para mantenerse como abastecedores del cable se les debe permitir cobrar. Vaticinan que de no hacerlo así, se desalentaría la competencia y la innovación en la industria del cable.

A las empresas de cable como AT&T, patrocinadores del sitio web Hands off the Internet (Manos fuera de Internet), aseguran que una legislación de vehículo común conduciría a precios más altos y meses de discusión legal. Afirman que tal legislación versaría sobre un problema que no existe y se mofan, asegurando que son infundadas las preocupaciones de que las compañías de teléfonos y cable usarían su posición para limitar el acceso. Aunque las compañías de cable niegan planes de bloquear sin razón los contenidos a los proveedores, existen varios ejemplos de que comenzó la discriminación en el cable.

Decisiones judiciales

En marzo de 2005, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) abordó un caso contra una compañía de teléfonos basada en Carolina del Norte que estuvo bloqueando la capacidad de sus clientes de usar voz por Internet en su servicio por línea telefónica, que es el más caro [4]. En agosto de 2005, una compañía de cable canadiense bloqueó el acceso a un sitio que apoyó a un sindicato del cable en una disputa laboral [5]. En febrero de 2006, la Cox Communications negó el acceso de los clientes al sitio web Craig’s List. Aunque la empresa alegó que fue un simple un error de seguridad, se descubrió que Cox ofrece un servicio clasificado que compite con Craig’s List [6]

En junio de 1999, la Novena Corte de Distrito sentenció que AT&T debería abrir su red del cable a los ISPs (AT&T versus la Ciudad de Portland). La corte dictaminó que las transmisiones de Internet y los intercambios interactivos bi-direccionales son ofertas de telecomunicación, no un servicio de información de TV cable (como CNN) que envían datos en una sola dirección. Esta decisión fue apelada hace un año.

Decisiones judiciales más recientes han ampliado más la agenda de las compañías de cable. El 27 de junio de 2005, la Corte Suprema de EEUU falló que corporaciones de cable como Comcast y Verizon no están obligadas a compartir sus líneas con los rivales ISPs, en el caso National Cable & Telecommunications Association contra Brand X Internet Services [7]. Las compañías de Cable no tendrían que ofrecer “acuerdos de vehículo común” con sus líneas de cable a las compañías de teléfono que ofrecen conexión telefónica.

Según el Dr. Elliot Cohen, la decisión aceptada por la FCC asume que el servicio de cable por módem no es una oferta de telecomunicaciones bidireccional (two way), sino un servicio de información en una sola dirección (one-way), volcando completamente la decisión de 1999. Entretanto, las compañías de teléfono reclaman que tal decisión otorga una ventaja injusta a las compañías de cable y están exigiendo ser también liberadas de la condición de “vehículo común”.

Legislación

El 8 de junio, EEUU rechazó una legislación (HR 5273) que habría impedido a las compañías de cable y teléfono vender un trato preferente en sus redes para la entrega de video y de otras aplicaciones de datos pesadas (en bytes). También pasó la Ley de Oportunidad de Comunicaciones, Promoción y Mejoramiento (Communications Opportunity, Promotion, and Enhancement (COPE) Act (HR 5252), cuyos partidarios dijeron que animaría la innovación y la construcción de líneas de Internet de más alta velocidad.

Los abogados de la neutralidad en Internet aseguran que si se permite a las compañías de cable y teléfono elegir la guinda para sus clientes de los barrios adinerados se dará al traste con la aspiración actualmente más exigida por la mayoría de los gobiernos locales que demandan de las compañías de TV por cable un servicio para los sectores de bajos ingresos y también para las áreas minoritarias [8].

Comentario:

Desde junio de 2006, la ley COPE está en el Senado. Sus partidarios alegan que apoya la innovación y la libertad de opción. Los abogados de la “neutralidad Internet” dicen que su aprobación comprometería a la Internet para siempre. Muy rápido, las corporaciones gigantes del cable lograrían el monopolio absoluto de la gran velocidad en la Internet por cable e impedirían el acceso a la banda ancha a los ciudadanos más pobres, mientras supervisan y controlan el volumen de información al que los ciudadanos puedan acceder.

Actualización de Elliot D. Cohen, PH.D.

Pese al hecho de que la decisión de la Corte marca con una X el principio del fin para una Internet robusta y democrática, hubo una censura virtual en la cobertura de los grandes medios. Como resultado de esta decisión, la fase legal ha sido absolutamente controlada por las cúpulas corporativas. Mientras está pendiente en el Congreso la ley COPE (“Communications Opportunity, Promotion, and Enhancement Act of 2006”, HR 5252), aumenta la influencia del lobby corporativo de las telecomunicaciones (telecom) introducida por el congresista Joe Barton, republicano de Texas.

Estas Ley, que no protege adecuadamente una Internet abierta y neutra, incluye un “Título II—Ejecución de Declaración de Política de Banda Ancha” que otorga a la FCC “la autoridad exclusiva para juzgar cualquier queja que alegue una violación de la declaración de política de banda ancha o los principios incorporados al respecto”. Si se aprueba esta provisión, las cortes tendrán escasa autoridad para desafiar y cambiar las decisiones de la FCC sobre la banda ancha.

Subsecuentemente, desde el sillón de su actual jefe, Kevin Martin, la FCC avanza todavía más rápido hacia una amplia des-reglamentación del negocio telecom y de las grandes corporaciones de medios de comunicación, con la probable secuela de un más espeso control corporativo sobre Internet.

En particular, las políticas de las grandes corporaciones telecom tipo Comcast, Verizon y AT&T desean montar sus garitas para el cobro de peaje en Internet. Si estas compañías consiguen su propósito, los abastecedores de banda óptima quedaran contentos, con los bolsillos llenos, mientras que al resto de nosotros apenas se le permitirá asomarse al ciberespacio. Y nunca más se podrá disfrutar por igual el foro democrático más libre y más comprensivo inventado por la humanidad.

Como podría esperarse, ninguno de los grandes medios de comunicación está conduciendo estos debates. Prensa Libre (http://www.freepress.net ) es uno de los medios de comunicación de las organizaciones de activistas que luchan por evitar que destripen a la Internet libre (http://www.freepress.net ). Este grupo sostiene ahora la agresiva campaña “Salvemos a Internet”.


Ver también: http://journals.democraticunderground.com/

http://www.forewordmagazine.com/

Traducción de Ernesto Carmona.

(Versión en castellano de “Future of Internet Debate Ignored by Media”, el primero de los 25 temas más ocultados por la gran prensa de EEUU según el informe Proyecto Censurado 2007, reporte anual sobre la censura en los medios estadounidenses que dirige el sociólogo Peter Phillips en la Universidad Sonoma State de California).

Fuentes

Buzzflash.com, July 18, 2005

Title: “Web of Deceit: How Internet Freedom Got the Federal Ax, and Why Corporate News Censored the Story”

Author: Elliot D. Cohen, Ph.D.

Estudiantes investigadores: Lauren Powell, Brett Forest, and Zoe Huffman

Evaluador de la Facultad: Andrew Roth, Ph.D.

(*)Proyecto Censurado (Project Censored) es un programa de la Universidad Sonoma State, California, que todos los años emite un estudio sobre 25 grandes noticias ocultadas por la gran prensa de EEUU. Estas “25 historias top” sobre grandes temas sustraídos del debate periodístico ofrecen una radiografía actualizada de la sociedad estadounidense, cuyo conocimiento permite comprender mejor los designios del imperio. Los textos completos pueden verse (en inglés) en: http://www.projectcensored.org/

[1] “Keeping a Democratic Web,” The New York Times, May 2, 2006.

[2] Jim Goldman, Larry Kudlow, and Phil Lebeau, “Panelists Michael Powell, Mike Holland, Neil Weinberg, John Augustine and Pablo Perez-Fernandez discuss markets,” Kudlow & Company CNBC, March 6, 2006.

[3] http://www.Handsofftheinternet.com

[4] Michael Geist, “Telus breaks Net Providers’ cardinal rule: Telecom company blocks access to site supporting union in labour dispute,” Ottawa Citizen, August 4, 2005.

[5] Jonathan Krim, “Renewed Warning of Bandwidth Hoarding,” The Washington Post, November 24, 2005.

[6] David A. Utter, “Craigslist Blocked By Cox Interactive,” http://www.Webpronews.com, June 7, 2006.

[7] . Yuki Noguchi, “Cable Firms Don’t Have to Share Networks, Court Rules,” Washington Post, June 28, 2005.

[8] “Last week in Congress / How our representatives voted,” Buffalo News (New York), June 11, 2006.