JPEG - 8.6 KB

Bogotá: El corresponsal del canal multinacional Telesur, Freddy Muñoz, aseguró hoy que el periodismo libre y crítico es agredido por quienes intentan doblegarlos, al rechazar los cargos de rebelión y terrorismo que se le imputan.

En un mensaje divulgado por Internet, Muñoz recuerda que anoche fue arrestado por agentes del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), cuando regresaba a Colombia, después de participar en un taller de narrativa audiovisual en Caracas, sede de Telesur.

El periodista colombiano asegura que igual acusación han vivido centenares de reporteros en el mundo, luego que el unilateralismo estadounidense decidiera acusar de terroristas a quienes con juicio y argumentos se les oponen.

A la vez que, afirma Muñoz en la carta dirigida a los colegas y amigos en el mundo, bendice a quienes bajan la cabeza, omiten sus crímenes y le siguen.

"Colegas y amigos, desde este encierro físico envió mi mensaje de agradecimiento a todos ustedes, por seguir jugándose la vida y la libertad en este oficio necesario, y en todos los otros que desempeñan con lucha ardorosa", sostiene el corresponsal de Telesur.

Recuerda que en el momento en que los agentes judiciales lo fichaban por cargos muy lejanos a la realidad de sus 12 años de ejercicio periodístico, la televisión colombiana transmitía un homenaje al asesinado colega Jaime Garzón.

Destaca que el trabajo de Garzón despertó la ira y la intolerancia de un poder maligno y terco, enquistado en la institucionalidad de Colombia.

"Y es que un buen periodista no sabe decir o promulgar sino la verdad y en nuestros sufridos países latinoamericanos la verdad es el sol que desvela y disminuye a los señores de las sombras", sentencia Muñoz.

Tras agradecer que sus colegas aumenten su voz, los felicita por no decaer en su lucha, pese a que montajes similares al realizado contra él sean tan frecuentes.

De otro lado, medios de prensa alternativos, Organizaciones No Gubernamentales y familiares condenaron aquí el arresto de Muñoz y lo calificaron de infamia.

Su padre, Libardo Muñoz -otro conocido periodista colombiano-, aseveró a Prensa Latina que "a él nunca se le ha comprobado nada que esté por fuera de la ley. Es un atropello contra la dignidad y la libertad de expresión".

Para Telesur, la acusación contra Muñoz es una sorpresa y apunta en un comunicado que "la detención de un periodista de un medio de información internacional atenta contra el derecho de libertad de prensa y significa una manifestación de intimidación".

Por ello, el canal multinacional aguarda por la aclaración del hecho y espera que el proceso indagatorio en contra de su corresponsal sea transparente y apegado al derecho internacional.

Muñoz, de 35 años de edad, estudió cine y televisión en la Universidad Nacional, produjo la serie "Leyendas" para la televisión colombiana y ha trabajado en diarios, como El Universal y El Periódico, de Cartagena, de donde es oriundo.

El arresto del periodista es seguido por MINGA (Asociación para la Promoción Social Alternativa, una organización colombiana de derechos humanos) y asesorado por el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

Fuente
Prensa Latina (Cuba)

Fuente: Prensa Latina, 20 noviembre 2006.