JPEG - 14.6 KB

Nuestros amigos colegas declaran ejercer un periodismo libre y lo prueban con el creciente número de lectores, radioescuchas y televidentes. Son de las mejores empresas en bonanza

Aquí para ingresar a un medio de comunicación se debe contar obligatoriamente con una licenciatura, y es mejor cuando la profesión del meritorio está relacionada con medios. Los jóvenes profesionales deben también dominar un idioma y aprobar una serie de exámenes. Para escalar peldaños en la profesión, aparte de los éxitos en la ’batalla’ diaria, se requiere titulo de maestría para ocupar una jefatura de redacción e información, y para llegar a director tener el grado universitario de doctor.

El periódico con el edificio propio más grande del mundo pertenece a China, se trata del Diario de la Zona Económica de Shen Zhen, una hermosa edificación de 49 pisos, en el 45, se sale del contorno del inmueble una especia de media esfera, es un recibidor para los visitantes distinguidos con un espectacular ventanal al que le llaman ’el ojo de la noticia’.

Los diarios y las revistas presumen de tirajes inmensos, y la radio y la televisión de audiencias numerosísimas, y todos estos medios reportan ganancias millonarias por la publicidad de las empresas no del Gobierno. Es más si una empresa quiebra económicamente cierra y desaparece. No basta ser autosuficiente, se requiere tener buenas ganancias para subsistir, aunque es de reconocerse que las empresas de medios pueden tener otra clase de negocios.

Los colegas directores nos informan de plantas de trabajadores también numerosas, por ejemplo el diario de Shen Zhen, tiene 2 mil 500 trabajadores de los cuales 650 son reporteros y redactores. Los sueldos son una bofetada a muchos medios de México. Aquí un reportero principiante gana, según la zona, entre 8 mil y 26 mil yuanes, o sea mil y 3 mil dólares mensuales.

Un periódico, una revista, una radio o un canal de televisión tienen publicidad porque tienen probados sus inmensos tirajes y su gran audiencia. Para lograr eso ante todo se requiere contar con la credibilidad del público, el cual en China es altamente exigente por su grado de desarrollo cultural.

China no está abierta a la apertura de la prensa y de los demás medios al capital extranjero. Aquí son empresas nacionales por antonomasia, lo que es aún en nuestro país la radio y la televisión, por eso no queremos, nos aclaran, unos medios en manos foráneos que sólo tienen como objetivo el lucro. Aquí lo básico y primordial es servir y colaborar en la armonía de la sociedad. Conceptos y principios que en Occidente pudieran parecer extraños, pero que en China son primordiales y prioritarios.

(*) Periodista y escritor mexicano. Vicepresidente de la FELAP

Nota publicada por Argenpress.info (www.argenpress.info)