Poquísimas semanas atrás, más precisamente, el 6-10-2006, en carta dirigida a la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria, SUNAT, con atención a la señora Carmen Patricia Chávez Mora, Gerente Administrativo, el gerente general de CADDIN SAC, Alfonso Paredes Guerra, manifiesta lo siguiente:

1) El personal que actualmente opera los equipos de rayos X en su mayoría no está entrenado y certificado, lo cual origina el mal uso del equipo y/o no se usa en todas sus prestaciones, limitando su función básica de inspección y de control aduanero en vuestra lucha contra el contrabando. 2) El equipo de rayos X que se encuentra en vuestro Puesto de Control Aduanero de Tomasiri-Tacna, está expuesto al polvo, insectos y alimañana, lo cual deteriora el equipo, hemos solicitado repetidas veces que se proteja el equipo frente a estos elementos sin resultado hasta la fecha. 3) El personal de SUNAT-Aduana que opera los equipos de rayos X no cuenta con la Licencia individual otorgada por el IPEN-Instituto Peruano de Energía Nuclear y sus respectivos “dosímetros”, incumpliendo la ley y reglamento para fuentes radiológicas. Ello es indispensable como medida preventiva en salvaguarda de la salud de vuestro personal. 4) Dejamos expresa constancia de que las fallas originadas por mal uso o abuso de los equipos de rayos X están fuera de la garantía otorgada por nuestra representada, así como las sanciones que el IPEN pueda imponerles por el uso indebido (sin licencia) de los equipos de rayos X, son responsabilidad del cliente”.

Recién el 25-10-2006, es decir, diecinueve días después que fuera noticiada la SUNAT del grave peligro que representa que sus equipos de rayos X en los puestos en que operan estén bajo el comando de inexpertos sin licencia del IPEN y con amenazante influencia ¡no sólo sobre los que usan el equipo sino también del público en general!, la Gerente Administrativo (e) Patricia Chávez Mora, remitió el memorándum No. 2242-2006-SUNAT/2G3000 a José Sánchez Zambrano, jefe de Oficina de Investigación Tecnológica.

Como es de conocimiento común la SUNAT en su combate al contrabando usa estos rayos X para saber de los contenidos en valijas, maletas que pasan por sus instalaciones. Si estos equipos no están siendo manejados del modo adecuado y sin la licencia respectiva, hay sospecha que la radiación de estos mismos estén dañando la integridad física de todos los que pasan y moran en dichos ambientes. ¿Cómo así esta lentitud para corregir un hecho que a todas luces compromete la vida de muchas personas?

La empresa CADDIN SAC representa a Rapiscan Systemas Inc, de Estados Unidos, firma que en licitación pública detalló las visitas de inspección que habrían de realizarse para efectos de mantener operativos los equipos vendidos de rayos X.

Más aún, en anterior memorándum múltiple de fecha 13-9-2006, dirigido por Carlos Drago Llanos, Intendente Nacional de Sistemas Informáticos a Lida Patricia Gálvez Villegas, Intendente Aduana Aérea del Callao; Rosario Mercedes Miranda Mar, Intendente de Aduana Postal del Callao; Ricardo Antonio Montero Rojas, Intendente de Aduanas de Tacna, sobre el servicio de mantenimiento preventivo de escáneres de rayos X se dice los siguiente: “Me dirijo a ustedes a fin de adjuntarle el informe elaborado por la empresa CADDIN SAC, como resultado del mantenimiento preventivo a los seis escáneres de rayos X. El citado informe expone tres no conformidades encontradas durante el servicio técnico, concluyendo que “las fallas originadas por mal uso o abuso de los equipos están fuera de la garantía otorgada por el fabricante, así como las sanciones que el IPEN pueda imponerles por uso indebido de equipos de rayos X, son responsabilidad del cliente”.

A simple vista, aquí hay un álgido problema que NO ha sido resuelto, a saber: daño radiológico en todos los que están expuestos a los rayos X de estos escáneres; negligencia por el tiempo pasado y por la no toma de acciones correctivas urgentes; falta de licencia de operación otorgada por la entidad correspondiente IPEN. ¿Vamos a esperar a que alguna víctima muera o denote los síntomas de cualquier contaminación para actuar?

¿No sabe nada la Superintendenta Nacional, Nahil Hirsch? ¿Es eso posible? ¿No se están violando los derechos humanos a la salud y a trabajar con estándares razonables de no exposición a la radiactividad que estarían siendo mal controlados o no dosificados por operadores inexpertos y sin autorización debida?

¿Qué barbaridad está ocurriendo en la SUNAT y en el específico caso de los escáneres de rayos X en los diferentes puestos aduaneros en fronteras y aeropuertos?

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica