Los mismos compañeros que día a día contribuyen a su crecimiento, y que la sienten como una herramienta de lucha.

Dignidad, lucha, conducta, ética, principios, coherencia, identidad, decencia, rebeldía, orgullo, ejemplo, solidaridad, unión, respeto, autonomía, organización, compromiso y convicción son algunos de los conceptos utilizados para definir a la UTPBA por quienes testimoniaron, bajo el denominador común de sentirse realmente partícipes de la entidad.

Como fiel reflejo de lo que es la UTPBA, al recorrer las páginas de la publicación se encuentran periodistas, trabajadores de prensa, comunicadores sociales de distintas generaciones y de distintos ámbitos de trabajo.

El recuerdo de los más “veteranos”, esos compañeros que atravesaron varias épocas y cientos de luchas, esos que soñaban con una sola organización de periodistas y que fueron participes de su creación, se entremezclan con las ideas y los sentimientos de los más jóvenes, quienes encontraron en la UTPBA un espacio de formación, de militancia, de crecimiento profesional y de creación.

Cada uno dijo lo suyo. Desde cada lugar de trabajo, diarios, periódicos zonales y barriales, revistas, grandes radios y de media y baja potencia, de los canales de televisión de aire, de cable y los comunitarios, de las agencias de noticias, desde los portales de internet y los medios digitales, todos tuvieron algo para decir.

Y en realidad, fueron más de 2.278, según aclara la revista: “638 son los testimonios y fotos de compañeros y compañeras que por falta de tiempo no pudieron ingresarse a esta publicación. En la próxima edición estos testimonios y sus correspondientes fotos aparecerán junto a los que se sigan incorporando durante los meses de diciembre de 2006 y enero de 2007”.